Política
Lunes 24 de Julio de 2017

"No hay negocio, es una estrategia de los partidos minoritarios"

El dirigente rosarino reivindicó la modalidad de abrir el juego y presentar varios candidatos, incluso en fuerzas chicas como Unite

"No es un negocio político, es poder perforar el piso exigido para participar, porque sino a los partidos políticos chicos se les hace muy difícil", explicó el portavoz de Unite, Alejandro Bonacci, sobre el interrogante abierto por la profusión de precandidatos para las Paso agosto próximo. Para la ocasión, cada partido recibirá tantos fondos de padrón completo como listas presente. El dinero tiene destino fijo, impresión de boleta y se rinde o devuelve, aseguró.

Para Bonacci, abrir el juego y presentar varios candidatos, incluso en partidos chicos como Unite, que promedia los 30 y 40 mil votos, no es un negocio político. Más aún, aseguró que adscribió a la modalidad después de que Elisa Carrió lograra de la Justicia los fondos de un padrón completo para cada una de sus listas internas, en 2013, en su Frente Unen (Capital Federal).

"No es una pyme electoral para recibir fondos sino una multiplicación política para pasar el límite restrictivo del 1,5 por ciento del padrón santafesino, unos 30 mil votos", dijo Bonacci, quien fue concejal de Rosario entre 2001 y 2005. E indicó que lo que hizo fue recoger el antecedente de "Lilita, la madre de la República". Así, en 2013, Unite llevó tres listas internas y sólo recibió fondos de acuerdo a la normativa que rige desde la década del 60: dineros equivalentes a un padrón completo por partido.

"En ese momento cobramos de acuerdo a esa ley, por partido y no por las tres listas", dijo e interrogó: "¿De dónde viene el mboyere (mezcla) del que ahora todos hablan? Del caso Carrió". Y reflotó la saga, cuando Elisa fatigó áreas para lograr un padrón completo por lista. El recorrido incluyó la Dirección Nacional Electoral (DNE), el despacho de la jueza María Romilda Servini de Cubría, la Cámara Nacional Electoral (CNE) y la Corte Suprema. La diligencia fue positiva.

"De ese modo, en 2013, Buenos Aires habilitó por vía judicial que cada participante de las Paso recibiera fondos para imprimir el total de boletas", sintetizó. Y dijo que en Santa Fe esa modalidad comenzó a regir en 2015 como trámite administrativo presentado por el partido Compromiso Federal ante la DNE, ya que es la Nación la que eroga el dinero.

"Hace dos años, también recibieron esos fondos Cambiemos, por dos listas de diputados al Mercosur, y el Frente Renovador (FR)",agregó, sobrevolando la suspicacia de mirar sólo a los partidos más pequeños, que deben legitimar un mecanismo generalizado.

Además, aseguró que no está de acuerdo con las Paso: "Contribuyeron a la destrucción de los partidos, porque en lugar de discutir en su seno hay que estar viendo si te admiten o no".

Según Bonacci, los fondos recibidos con destino a impresión de boletas deben rendirse con facturas electrónicas de las imprentas y, de no poder justificarse, deben ser devueltos. "Abren una subcuenta por lista con su apoderado y responsable político", explicó. Y dijo que el dinero que otorga el Estado va a dichas cuentas para imprimir boletas, lo que deberá demostrarse un mes después de la interna con un informe que se eleva a la Justicia Electoral con destino a la Cámara afín.

Respecto de la posibilidad de incurrir en una maniobra non sancta, aseveró: "Qué me digan cómo, si recibís de dónde no corresponde y aplicás donde no corresponde podés tener problemas, como tienen varios ahora". Y aconsejó echar un vistazo al rubro sanciones.

"Hay socios de Cambiemos que hace años no cobran fondos porque nunca presentaron el balance correspondiente. Sin eso, no recibís ningún financiamiento más del Estado", comentó.

Sobre la génesis de lo que posteriormente resultaron sus cinco listas para concejales de Rosario y nueve para diputados nacionales por Santa Fe, argumentó: "Para los grandes partidos políticos, cometí un error, difundí una gacetilla anunciando que estaba abierta la junta electoral del partido Unite, dando dirección, días y hora. ¿Cuántos hicieron esa convocatoria? Ninguno".

Cada una logró conformarse con 80 avales, requisito para sus 4 mil afiliados, 25 veces menos que los necesarios para un mayor volumen. Y dijo que la izquierda utiliza una estrategia similar frente al mismo piso restrictivo.

"Todos son valiosos. ¿Quién soy yo para decir quién sí o quién no", comentó. Luego afirmó que no fue Jorge Boasso el "único exiliado del PRO. "Cuatro años atrás, Arévalo casi gana la interna en Santa Fe. Además de una potencial participación del ex presidente comunal de Chabás, Osvaldo Salomón. Se ve que soy la Legión Extranjera de los vicegobernadores de Miguel Del Sel. Es una posición difícil, pero de los soldados más valientes, guarda", ironizó.

Asimismo, estimó que, "si las encuestas dan bien, a Boasso lo vota mucho más del 20 por ciento del electorado". Y agregó: "No estoy de acuerdo con él en todo lo que piensa, pero si no tiene un espacio se estaría violando la intención de voto de toda esa gente". Por eso, sostuvo que bajo el paraguas de Unite la ideología se ve heterogénea.

"Para que otros ciudadanos tengan la posibilidad de ser candidatos y también por convicción personal. Me lo decía mi mamá, que era radical, que la gente no sólo tiene que tener la oportunidad de ser candidato sino la obligación", enfatizó.

Presente y pasado

Bonacci define a Unite como un partido minoritario, sin representación en todo el territorio santafesino, que colocó dos presidentes presidentes comunales en Aldao y Timbués, pero muy activo con eje en la convicción política.

"Si no somos más grandes, es por dos razones: no tenemos los fondos ni las cajas grandes que permiten pagar varios séxtuples y voluntades, todo a lo cual no podemos acceder", comentó.

"Soy el Muni Finkelstein de la derecha", festejó Bonacci en relación a Edmundo, del Frente de Izquierda. Milita desde 1982, cuando intentó hacer un centro de estudiantes en el Normal 3, y de allí pasó al PJ. "Vino Carlos Menem, quien no era peronista, y busqué otro rumbo: adherí al Modín, de Aldo Rico, hasta 1997. Allí, y como independiente, nació Unite", reseñó.

Silvia Carafa


Comentarios