Paritarias
Lunes 20 de Febrero de 2017

"Nadie va a discutir paritarias alrededor del 18 por ciento"

"Si no hay una moneda en el bolsillo de los trabajadores, a quién le importa la inflación", disparó uno de los líderes de la central obrera

Juan Carlos Schmid, integrante del triunvirato que conduce la CGT, rechazó cualquier techo que se busque fijar para las paritarias al remarcar que "si no hay una moneda en el bolsillo de los trabajadores, a quién le importa la inflación".

"Que se olviden de que los sindicatos van a discutir salarios con esa referencia, con esa limitación. Nadie va a discutir alrededor del 18 por ciento cuando en los primeros meses ya hay impacto con el cuadro tarifario en peajes, en salud y en educación", agregó el referente sindical.

Schmid tomó distancia del aumento del 18 por ciento que la gobernadora bonaerense, María Eugenia Vidal, cerró con empleados estatales y que se observó como una referencia en el inicio de las paritarias.

"Es probable que acá haya un descenso de la inflación con respecto al año anterior, pero insisto: si no hay una moneda en el bolsillo de los trabajadores, a quién le importa la inflación", ratificó.

Schmid subrayó que "las paritarias tienen que ser libres" porque, explicó, "es un acuerdo entre partes y no tiene que intervenir el Estado".

"La estamos viendo mal. Hay miles de suspensiones, hay caída del consumo, no arranca la economía, no hay certezas de cómo esto puede evolucionar hacia adelante. Así que nuestra mirada es crítica", planteó.

Por su parte, su par cegetista Héctor Daer advirtió que el año "empezó mal" por la caída del consumo y de la actividad económica y adelantó que la CGT le planteará al gobierno que rectifique algunas políticas económicas, y que lo hará "a través de un paro nacional" porque —insistió— "así no se puede seguir".

Según Daer, "hubo un cambio de rumbo económico muy profundo que limita cualquier posibilidad de seguir conversando (con el gobierno). Está basado en la caída de la actividad, del consumo, en la apertura de importaciones. Esto termina en una espiral de pérdida de calidad de vida de la población y del empleo".

El también diputado dijo que el año pasado la CGT intentó "ser comprensiva" con el gobierno. "Hubo voluntad de diálogo para ver cómo se salía adelante. Ahora le pedimos que vea el diagnóstico real: lo que le pasa a la sociedad", comentó.

Alerta. Juan Carlos Schmid.

Comentarios