Política
Sábado 24 de Diciembre de 2016

"Morales está transformando una provincia que sufría la situación de un Estado paralelo"

El jefe de Gabinete de Ministros, Marcos Peña, ponderó hoy la gestión del gobernador de la provincai de Jujuy, en medio de las presiones internacionales por la liberación de la dirigente de la agrupación Tupac Amaru, Milagro Sala.

El jefe de Gabinete de Ministros, Marcos Peña, ponderó hoy la gestión del gobernador Gerardo Morales en Jujuy, "transformando una provincia gobernada durante 30 años por la misma fuerza política, y que sufría durante los últimos años la situación de un Estado paralelo, de hechos de corrupción, de hechos de mafia y de hechos de violencia".
Lo dijo Peña al respaldar la gestión del gobernador Morales en medio de las presiones internacionales por la liberación de la dirigente de la agrupación Tupac Amaru, Milagro Sala, detenida desde hace casi un año por el escrache que sufriera Morales en 2009, cuando éste se desempeñaba por aquel entonces como senador nacional.
"No hacemos diferencia política sobre el repudio a la violencia. Ojalá todo el sistema político repudie cualquier hecho de violencia y no que piense que depende de quién es el afectado".
"Creo que Gerardo Morales es un excelente gobernador, una excelente persona y está haciendo una gran gestión transformando una provincia gobernada durante 30 años por la misma fuerza política y que sufría durante los últimos años la situación de un Estado paralelo, de hechos de corrupción, de hechos de mafia y de hechos de violencia", sostuvo el Jefe de Gabinete.
En una entrevista publicada hoy por al matutino Página 12, Peña repudió las agresiones sufridas el miércoles pasado, en Jujuy, por la diputada del Frente para la Victoria, Mayra Mendoza, en el momento que quiso ingresar por la fuerza a la audiencia en la que se juzgada a la líder de la Tupac Amaru, y negó que el gobierno provincial tenga responsabilidad en los incidentes protagonizados por un grupo kirchnerista.
En tal sentido Peña dijo que la Casa Rosada repudiaba "cualquier hecho de violencia" y recordó cuando meses atrás condenó otros escraches sufridos por los ex funcionarios kirchneristas, Carlos Zannini y Axel Kicillof: "No hacemos diferencia política sobre el repudio a la violencia. Ojalá todo el sistema político repudie cualquier hecho de violencia y no que piense que depende de quién es el afectado", indicó el funcionario nacional.
En la entrevista, Peña descartó que el Gobierno vaya a tomar medidas por los incidentes con los diputados del FPV.
"Es un hecho que, en todo caso, si hay alguna cuestión, se la tendrá que poder plantear en la Justicia. Esto era una audiencia organizada por la Justicia federal. La Justicia federal dispuso una cantidad de lugares. Estas personas fueron a discutir ese criterio y se generó este hecho de violencia. Las autoridades pertinentes investigarán qué acciones corresponden", consideró el funcionario.
También se refirió a los pedidos de organismos internacionales respecto de la situación de Sala y dejó en claro que "el Poder Ejecutivo dejará que la justicia jujeña actúe con independencia".
"Es de un proceso judicial de una provincia dentro de un sistema federal. Dentro de esa lógica, el Gobierno nacional vela por los tratados internacionales de derechos humanos y ha tenido una permanente interacción trasladando todas las opiniones internacionales y monitoreando las condiciones de detención. Es una discusión legal", advirtió.
"Es un proceso institucional que tiene distintas complejidades y nosotros respondimos dando curso a la Justicia jujeña para que pueda contestar la opinión del grupo de expertos", concluyó.

Comentarios