Política
Jueves 31 de Agosto de 2017

Milagro Sala desde su casa de El Carmen: "El gobierno nos usa para entretener a la gente"

La dirigente kirchnerista se pronunció así en un video grabado en la residencia en la que continuará cumpliendo la prisión preventiva domiciliaria.

Poco después de instalarse en su casa del barrio El Carmen, en las afueras de la capital jujeña, la líder de la Tupac Amaru, Milagro Sala, agradeció hoy a "todos los que hicieron algo para que esté libre".
La dirigente kirchnerista se pronunció así en un video grabado en la residencia en la que continuará cumpliendo la prisión preventiva domiciliaria.
"Sentimos que lo nos esta pasando es injusto y político; este gobierno lamentablemente nos usa para entretener a la gente y seguir haciendo sus negocios", agregó Sala en su mensaje, en el que mostró una fotografía del joven desaparecido Santiago Maldonado.
Sala comenzó hoy a cumplir prisión preventiva domiciliaria en cumplimiento con la resolución de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH).
La medida fue dispuesta por el juez de instrucción Pablo Pullén Llermanos, luego de que el inmueble ubicado en loteo Villa Parque La Ciénaga fuera acondicionado con importantes medidas de seguridad, cuestionadas por "innecesarias" por la defensa de la dirigente.
Escoltada por una comitiva conducida por el Servicio Penitenciario, e integrada también por efectivos de la Policía de la Provincia de Jujuy, Sala llegó a su vivienda en la localidad de El Carmen a las 16 y desde ese instante comenzó a cumplir la prisión domiciliaria.
El inmueble, ubicado a 40 kilómetros de San Salvador de Jujuy, había sido saqueado luego de su detención en enero de 2016, por lo que cooperativistas desempleados de la Tupac Amaru aceleraron los trabajos para poner a punto la vivienda, y notificaron la finalización de las tareas el pasado jueves.
Pullen Llermanos ordenó finalmente el traslado a poco de que concluyeran los trabajos que llevaba adelante el Ministerio de Seguridad para la vigilancia permanente del predio que ocupa a partir de ahora la dirigente kirchnerista, aunque aún no se habían terminado de instalar las cámaras y otros instrumentos de seguridad y monitoreo.
La decisión fue adoptada en cumplimiento de la resolución de la CIDH, órgano de la Organización de los Estados Americanos (OEA) creado para promover la defensa de los derechos humanos, que aconsejó medidas alternativas a su detención en el penal de mujeres de Alto Comedero, donde se encontraba alojada desde enero de 2016.
En la propiedad de El Carmen, Sala será monitoreada no sólo a través de el sistema de videovigilancia sino que además portará dos tobilleras electrónicas, por si una falla, en tanto que efectivos de Gendarmería custodiarán los accesos y el perímetro del predio.
De esta forma, Sala continuará cumpliendo la prisión preventiva domiciliaria por las causas judiciales que se siguen en su contra por los presuntos delitos de "asociación ilícita", "encubrimiento de un homicidio" y "lesiones graves".
La dirigente de la Tupac Amaru no podrá recibir visitas numerosas ni de madrugada, ya que el juez dispuso que "podrán ingresar al inmueble un número de personas que no podrá exceder de siete a la vez" y que quienes vayan deberán hacerlo de 7 a 20, restricción que "no se aplicará a los familiares directos de la imputada.
La prisión domiciliaria de Sala había comenzado a evaluarse tras la cautelar de la CIDH, que había dado plazo al Estado Nacional hasta el 11 de agosto pasado: primero el juez de control 3 de Jujuy, Gastón Mercau, le otorgó el beneficio, y luego fue ratificado por Pullen Llermanos, previa inspección del inmueble.
Mercau tiene a su cargo un expediente contra Sala por asociación ilícita, fraude y extorsión, mientras que el juez Pullen Llermanos también dispuso su detención en febrero de 2016 por el presunto encubrimiento de un homicidio ocurrido en 2007.
De esta manera, y a pesar del rechazo del gobernador Gerardo Morales, los jueces de Jujuy dieron cumplimiento a la cautelar de la CIDH, que a fines de julio pasado había reclamado un cambio en las condiciones de detención de Sala por considerar que se encontraba "en una situación de gravedad y urgencia toda vez que sus derechos a la vida e integridad personal enfrentan un riesgo de daño irreparable".

Comentarios