Política
Sábado 17 de Junio de 2017

"Me desespera que los que se robaron el país sigan caminando por las calles"

El presidente volvió a cuestionar la gestión kirchnerista. Admitió dificultades por la inflación y le echó la culpa a los abusos de empresarios.

El presidente Mauricio Macri afirmó ayer que lo "desespera" que "los que hicieron cagadas, que encima se robaron el país" en el gobierno kirchnerista, "sigan caminando por la calle". El jefe del Estado realizó esas declaraciones durante una conversación telefónica que mantuvo con un vecino llamado "Sergio", de 47 años, que le envió una carta planteándole la problemática de los precios por la inflación y que le manifestó haberlo votado pero ahora "se siente defraudado".

Tras recibir la carta, el presidente dijo que decidió llamarlo por teléfono y publicó el video de la conversación en su cuenta oficial de la red social Facebook.

"Me quedé tocado con tu carta porque entiendo y tenés razón en muchas de las cosas que me planteas", le respondió el presidente al hombre, que se mostró sorprendido por la llamada telefónica, aunque dijo que la voz de Macri era "inconfundible".

"Sergio me escribió una carta y lo llamé para responderle", tituló Macri su video de la charla en la que dio su versión sobre la crisis de consumo de los argentinos e instó a los "empresarios y gremios a que trabajen juntos para que las cosas se produzcan por menor valor".

"Me desespera que los que hicieron todas estas cagadas y que encima se robaron el país, como tenemos jueces como los que tenemos, los tipos siguen caminando por la calle", se lo escucha decir al presidente tras cuestionar a la gestión de Cristina Kirchner.

Luego se refirió a las denuncias en su contra, y subrayó: "Desde que arranqué como presidente estos tipos me han llenado de denuncias que son un invento".

"En vez de decir que está mal lo que están haciendo, voy y me presento y llevo los papeles a los fiscales para que ellos investiguen y diciéndoles a ellos que así tiene que ser. Por más que sea presidente me tienen que investigar cuando se hace la denuncia, antes de que deje de ser presidente", agregó.

Por otra parte, Macri admitió que a la población "le cuesta entre un 5 y 10 por ciento más llegar a fin de mes, porque ahora se pagan cosas que antes no se pagaban", en referencia al aumento de tarifas que aplicó desde que asumió, aunque responsabilizó al kirchnerismo de haber tapado "la mugre debajo de la alfombra" y a algunos "empresarios vivos que cada vez que hay inflación por las dudas te enchufan 4 y hasta 8" puntos de aumento en los precios de los productos.

Entre las quejas de la carta, el hombre que dijo haber "apoyado" a Macri para llegar a la Presidencia pero que ahora se siente "defraudado" por tener que "pagar 35 por ciento de impuesto a las ganancias" o "una leche a 27 pesos", por lo que sus ingresos "no alcanzan" y tuvo que "cambiar los hábitos de consumo y dejar de ir al supermercado".

En ese marco, el presidente le respondió que "hay una cantidad de empresarios vivos que cada vez que hay 2 (puntos) de inflación, te enchufan 4, por las dudas te enchufan 8".

"Por lo cual —admitió—, ahora a todo el mundo le cuesta entre un 5 y 10 por ciento más llegar a fin de mes, porque ahora pagás las cosas que antes no pagabas", recalcó Macri.

Durante la charla, el presidente agregó: "Me voy a dormir con una angustia, hay otros que no tienen laburo, esto tarda en moverse y arrancar".

Previamente, Macri había visitado junto a la gobernadora bonaerense, María Eugenia Vidal, una librería de la localidad bonaerense de Tigre, territorio del líder del Frente Renovador, Sergio Massa, donde un grupo de vecinos lo esperó con una protesta (ver aparte).

tribuna. Macri atribuyó todas las dificultades económicas a la herencia del gobierno anterior.

Comentarios