Mauricio Macri
Sábado 18 de Marzo de 2017

Macri y un duro mensaje a los docentes: "Para que un país pueda levantarse la escuela nunca debería parar"

El presidente de la Nación recurrió a su cuenta de Facebook para cuestionar la actitud de los gremios, algunos que ya llevan nueve días sin clases. Y utilizó la foto de un maestro dando clases sobre las ruinas de Hiroshima.

En medio del agudo conflicto con los docentes, que en algunos distritos cumplieron nueve días de huelga, el presidente de la Nación, Mauricio Macri, advirtió hoy que "para que un país pueda levantarse la escuela nunca debería parar", al comentar una foto que muestra un maestro dando clases en medio de la ruinas de Hiroshima.
De esa manera, Macri criticó a la actitud de los gremios docentes que llevan adelante el conflicto en el marco de un comentario que realizó en su portal de la red social Facebook en torno a un maestro al que se puede ver dictando clases en medio de las ruinas de la ciudad japonesa de Hiroshima tras el bombardeo nuclear de 1945.
Embed

El Presidente señaló que la "llama" mucho la atención ver a alumnos de niños "de 7 y 8 años toman una clase al aire libre en medio de una ciudad completamente en ruinas".
"En la foto se ve que los chicos continuaron estudiando en una escuela sin paredes, sentados en pupitres rotos, cajones de carbón y mandarinas rodeados de su ciudad pulverizada. Dos meses después de la bomba, de pie, al frente de todos ellos volvió a estar el maestro. Dando clases como todos los días, como si nada hubiese cambiado, aunque los chicos no tuvieran ni libros ni cuadernos y muchos de ellos, tampoco padres", sostuvo el mandatario.
"Por dos años Hiroshima estuvo en ruinas, sin escuelas, pero durante ese tiempo sus alumnos nunca dejaron de asistir a clases y los maestros nunca dejaron de estar al frente de ellos.
Para que un país pueda levantarse la escuela nunca debe parar", concluyó.
Mientras los gremios tienen como exigencia la reapertura de la paritaria nacional y las huelgas se suceden en distintas partes del país, en distritos como Buenos Aires, en los que están afectados unos tres millones de alumnos de distintos niveles, ya no se dictó clases en la mitad de las jornadas previstas para marzo.

Comentarios