Política
Viernes 05 de Mayo de 2017

Macri en La Matanza: "Si dejamos las diferencias políticas de lado se logran este tipo de cosas"

El presidente inauguró junto a la intendenta kirchnerista Verónica Magario el Metrobus de ese partido bonaerense.

El presidente Mauricio Macri señaló hoy al Metrobus del partido bonaerense de La Matanza, al que inauguró esta mañana, como una demostración de que "se puede pasar de una Argentina del atajo a una Argentina del trabajo", y de un "Estado al servicio de la gente con obras que empiezan y terminan en las fechas prometidas" y no son "sinónimo de corrupción", dejando también de lado "las diferencias políticas" para "trabajar para la gente".
"Esto es lo que simboliza el Metrobus de La Matanza", definió el mandatario al pronunciar un discurso esta mañana al encabezar el acto en la estación Federal Russo de la nueva traza, donde arribó a bordo del flamante Metrobus después de haber realizado un viaje de dos estaciones junto a la gobernadora María Eugenia Vidal; el ministro de Transporte, Guillermo Dietrich; y la intendenta Verónica Magario.
Embed

"Esto demuestra que se puede pasar de una Argentina del atajo a una Argentina del trabajo; que se puede ir de una Argentina donde el Estado está al servicio de la política a una Argentina con el Estado al servicio de la gente; de una Argentina donde las obras comienzan y termina en las fechas prometidas, en un país donde las obras vuelven a ser sinónimo de futuro, de alegría, de esperanza y nunca más de corrupción", afirmó el Presidente en su discurso.
En este sentido, remarcó que "si dejamos de lado las diferencias políticas y nos ponemos a trabajar para la gente, si ponemos la energía en construir y no confrontar, este tipo de cosas son las que se logran", y sostuvo que el nuevo Metrobus constituye "una transformación histórica para el barrio".
Embed

La inauguración de este nuevo corredor exclusivo para el transporte público de pasajeros estuvo precedido por un contrapunto que, en los días previos, mantuvieron Dietrich y Magario referido tanto a la autoría del proyecto como a la culminación de la obra.
Macri insistió en la importancia de dejar de lado las diferencias al ejemplificar con su encuentro de ayer con el presidente de Paraguay, Horacio Cartes, con quien arribó a diferentes acuerdos para el reordenamiento financiero de la central hidroeléctrica binacional Yacyretá, en la que hubo rivalidades históricas entre ambos países.
"Ayer, María -le dijo en público a la gobernadora-, estuve en Paraguay con el presidente Cartes, hablando para dejar de confrontar, en un conflicto con nuestros hermanos del Paraguay alrededor de Yacyretá, que no nos permitía seguir trabajando juntos para crecer", relató.
Contó que llegaron a "acuerdos" diciéndose "la verdad" y que eso se traducirá en "más y mejor energía",
"Lo mismo que acá hoy en La Matanza" donde "estamos haciendo una transformación, trabajando juntos, que le va a cambiar a vida a cientos de miles de personas todos los días, demostrando que se puede, como ustedes decían recién", afirmó el mandatario en relación al recibimiento que tuvo de parte de algunos vecinos que al ritmo del 'Si, se puede', previo al comienzo del acto.
Macri contó también que, antes del acto, había tenido contacto con vecinos, quienes, después de ver el Metrobus, le agradecieron -según relató- por cómo "transforma el embotellamiento en un viaje más seguro y la oscuridad, que era la boca del lobo, en un lugar tranquilo".
Incluso, entre risas, deslizó que una de las personas con las que habló, llamada Mónica, le había contado que ya había impulsado su propio negocio frente a la nueva traza, un "metrokiosco", bromeó el mandatario.
En ese contexto, insistió con la "unión de los argentinos" y explicó que "no es sólo unirnos detrás de compartir los mismos ideales, de compartir el sueño de una Argentina que incluya a todos, que tenga oportunidades para todos, sino también de unirnos físicamente".
Agradeció además a los "trabajadores de la Uocra", felicitó "al ministro Dietrich" y a todo el equipo, bajo los aplausos de personal de esa cartera que también se encontraba presente entre los vecinos y curiosos que se acercaron al acto, además de militantes de la juventud del Pro.
Luego, Dietrich tomó la palabra y destacó las mejoras que tendrán los usuarios y estimó que los beneficiarios directos ascenderán a "240 mil personas", gracias a las 19 estaciones inauguradas, que se extienden desde la estación Independencia (FFCC Belgrano Sur), hasta la estación Doctor Ignacio Arieta, cercana a la rotonda de San Justo.
En este sentido, el ministro afirmó que el Metrobus se continuará "luego en diferentes etapas" y que las "diferencias políticas" con Magario habían sido dejadas de lado.
La intendenta de La Matanza, por su parte, reclamó que la traza del Metrobus llegue hasta la Ciudad de Buenos Aires.
"Las diferencias hoy las dejamos de lado porque priorizamos el trabajo conjunto en favor de la gente", explicó el ministro, quien, en diálogo con Télam, precisó que los trabajos "continuarán en diferentes tramos" y advirtió que "es mayor la cantidad de traslados que se producen dentro de La Matanza, que los que se extienden hacia la Capital Federal".
El ministro indicó que la inversión demandó "1.721 millones de pesos y recorre 40 estaciones sobre la ruta nacional 3, entre la ruta provincial 21 y el partido Presidente Perón, permitiendo un ahorro en el tiempo del viaje del 15 por ciento para automóviles y de un 27 por ciento para colectivos".
Luego dio lugar a una improvisada conferencia de prensa en la que las preguntas se reiteraron en torno a las diferencias de criterios entre el gobierno nacional y las apreciaciones de Magario, pero los dos juntos concluyeron en "la necesidad de seguir trabajando en conjunto por el bien de los matanceros".
"Esto muestra que las obras se hacen donde hay que hacerlas y no donde está el intendente amigo", afirmó Dietrich, quien destacó que "la obra la hizo 100 por ciento el Estado nacional", con "70 por ciento de financiamiento del Banco Mundial".
El acto terminó con aplausos y conductores de las líneas de colectivos sacándose fotos con los funcionarios, bajo el estricto dispositivo de seguridad que abarcó más de diez cuadras, del que participaron efectivos de la Policía Federal Argentina y de Gendarmería, entre otras fuerzas.

Comentarios