Paso 2017
Sábado 12 de Agosto de 2017

Los precandidatos desandan la veda entre asados y reuniones familiares y de trabajo

Vidal almorzó con funcionarios nacionales, Carrió pasó por San Nicolás y Cristina descansó en su departamento del barrio de la Recoleta

Los principales precandidatos a legislador nacional aprovecharon ayer la veda electoral para compartir almuerzos con su familia y amigos y descansar, a escasas horas de las primarias, abiertas, simultáneas y obligatorias (Paso).

En tanto, la gobernadora bonaerense, María Eugenia Vidal, mantuvo un almuerzo en la parrilla La Nelly, en Olivos, con el jefe de Gabinete, Marcos Peña; el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta; y su segundo, Diego Santilli; el ministro del Interior, Rogelio Frigerio, y el secretario de la Presidencia, Fernando De Andreis, entre otros.

Por Cambiemos, la primera precandidata a diputada nacional Elisa Carrió visitó el jueves a la noche la Virgen de San Nicolás y ayer almorzó en el barrio porteño de Recoleta con uno de los jefes de campaña de Vamos Juntos, Maximiliano Ferraro, y con el cuarto postulante de su lista, Juan Manuel López.

Asimismo, Carrió permanecerá hoy en su casa junto a su familia y mañana almorzará con el presidente Mauricio Macri en su quinta de Los Abrojos, para luego confluir en el búnker de Costa Salguero.

A su vez, el primer precandidato a senador nacional de Cambiemos, Esteban Bullrich, mantuvo reuniones con el equipo de la provincia de Buenos Aires para definir los horarios de votación.

Paralelamente, la postulante a diputada nacional Graciela Ocaña se reunió con su equipo para "analizar las recorridas de las últimas semanas".

En tanto, la primera precandidata a senadora nacional por Buenos Aires de Unidad Ciudadana, Cristina Kirchner, descansó en su departamento de la Recoleta y, previo a la veda, publicó un video a través de las redes sociales.

Su segundo en la lista, el ex canciller Jorge Taiana, participó de la marcha a Plaza de Mayo por la aparición con vida de Santiago Maldonado, quien permanece desaparecido desde el 1º de agosto, cuando una protesta mapuche fue desalojada por Gendarmería en Chubut.

El precandidato a senador nacional por el frente 1País Sergio Massa aprovechó la veda para compartir un asado con su esposa Malena Galmarini y el intendente de Tigre, Julio Zamora, en el club del sindicato de Empleados de Comercio, donde también reunió a delegados de supermercados.

Previamente, el tigrense hizo radios y después se reunió con su equipo técnico de comunicación y su similar de fiscalización.

Para hoy, el jefe del Frente Renovador (FR) tiene previsto llevar a su hijo Tomás a una práctica de fútbol. Después encabezará un asado y un partido de fútbol con los compañeros del Colegio Agustiniano, en San Martín. Mañana, Massa tiene previsto almorzará con su familia.

En cambio, Margarita Stolbizer, segunda en la nómina de precandidatos a senador de 1País, pasó la jornada de la veda electoral en su casa, recuperándose de una gripe.

El sufragio en las cárceles

En total, según figura en el padrón del Servicio Penitenciario Federal, 4.180 presos podrán emitir su sufragio mañana para definir cuáles serán las listas de precandidatos que quedarán en carrera para los comicios legislativos del 22 de octubre próximo, ya que el voto para los reclusos no reviste carácter obligatorio.

   La población carcelaria federal alcanza a 11.233 personas, incluyendo condenados y procesados. De esa cantidad, 6.773 están procesados y, de ellos, 4.180 son los que están habilitados a votar (los condenados no lo pueden hacer).

   La Cámara Nacional Electoral enviará por avión una saca con boletas y urnas para cada uno de los 31 centros penitenciarios del país, en cada uno de los cuales se dispondrá una mesa de votación con sus autoridades.

Prohibiciones hasta el final de los comicios

El Código Electoral Nacional establece que 48 horas antes y hasta el cierre de los comicios no se puede emitir declaración de propaganda política de candidatos, funcionarios o comunicadores sociales ni publicar avisos publicitarios en medios televisivos, radiales y gráficos con el fin de promover la captación del voto del ciudadano. Tampoco publicar los resultados de encuestas, sondeos de opinión y pronósticos, así como la referencia a sus datos.

   Durante el acto electoral y hasta tres horas después de su finalización (el domingo, a las 21) se prohíben los espectáculos populares al aire libre y también en recintos cerrados, las fiestas teatrales y deportivas y toda clase de reunión pública que no se refiera los comicios.

  Asimismo, la venta de bebidas alcohólicas estará prohibida desde la cero hora del domingo hasta tres horas después de finalizada la elección.

   Paralelamente, a ochenta metros de la mesa receptora de votos está prohibida la realización de reuniones de electores en los domicilios, la apertura de organismos partidarios y la distribución de boletas de sufragios a los ciudadanos.

   Entre otras cosas, durante la veda se prohíbe "la portación de armas, el uso de banderas, divisas u otros distintivos durante el día de la elección, doce horas antes y tres horas después de finalizadas".

   Los ciudadanos que no respeten la veda podrán ser denunciados y sancionados si la Justicia comprueba la falta.

Comentarios