Miguel Lifschitz
Jueves 22 de Diciembre de 2016

La provincia tiene todo listo para el llamado a comicios unificados en Santa Fe

Mientras la provincia pule detalles con autoridades nacionales, crece la expectativa por la reacción de los radicales que pedían el desdoblamiento.

El gobernador Miguel Lifschitz confirmó ayer que antes de fin de año firmará el decreto que unificará los comicios legislativos provinciales con los nacionales en 2017. Por lo tanto, los santafesinos están cada vez más cerca de tener un par de citas en las urnas en vez de cuatro, al tiempo que se encontrarán con dos sistemas electorales en el cuarto oscuro: la boleta única de papel, para los cargos locales, y la lista sábana. Paralelamente, la decisión del jefe de la Casa Gris podría abrir un nuevo frente de tormenta entre el socialismo y el sector del radicalismo que pretendía una votación desdoblada.
"Esperamos firmar antes de fin de año el decreto con las fechas de los comicios locales adaptándonos al calendario nacional", anunció Lifschitz, quien aclaró que los funcionarios del área están "trabajando en algunos detalles vinculados con los sistemas de votación" con la Justicia Nacional Electoral.
En ese sentido, el mandatario santafesino explicó que "la idea es hacer convivir, como ocurrió en 2013, el sistema de boleta única para cargos provinciales y el sistema nacional —lista sábana— en papel". En 2017 se renovarán en territorio santafesino concejales, presidentes comunales y doce intendentes.
Tras resaltar que la firma del decreto correspondiente llegará "en la última semana del año", el gobernador recordó: "La mayoría de los sectores políticos provinciales se manifestó en esa dirección (elecciones unificadas), si bien hubo otras posiciones. Pero, en términos, generales hay un consenso".
Desde un principio, y como adelantó La Capital la semana pasada, en el socialismo están convencidos de que no es momento para desplegar un cronograma electoral extenso, como también el hecho de que no está en juego la totalidad de los cargos institucionales existentes en la Nación y en Santa Fe, como ocurrió en 2015. Otro factor clave en la decisión es el económico en función de los gastos que acarrearían los comicios múltiples. "Hay una cuestión de practicidad para evitar la complejidad de cuatro comicios. Incluso, creo que hay un consenso en ese sentido con el ciudadano común", argumentó Lifschitz.
Por lo pronto, las tratativas ante la Justicia Nacional Electoral están en manos del ministro de Gobierno provincial, Pablo Farías. Al respecto, Lifschitz instó a "mantener para las elecciones locales la boleta única" y rememoró que "la ley provincial establece que ése es el único sistema que puede utilizarse".
Por eso, al repasar la experiencia de 2013, sentenció: "Espero que ahora lo podamos hacer sin inconvenientes". Días atrás, la junta ejecutiva del Partido Socialista (PS) de Santa Fe le pidió al gobernador que unifique las elecciones en 2017, una propuesta que acortó los tiempos de definiciones de los radicales que, en paralelo a su continuidad en el Frente Progresista (FPCyS), mantienen una buena sintonía nacional con Cambiemos.
El posicionamiento socialista se sumó al manifestado previamente por la dirigencia provincial de Cambiemos, que reveló que el presidente Mauricio Macri quiere que los próximos comicios sean unificados en Santa Fe, y su par del justicialismo.
Posiciones
De inmediato, los tres sectores que conforman la Unión Cívica Radical (UCR) provincial flexibilizaron su posición a favor del desdoblamiento de las elecciones de medio mandato. Incluso, solicitaron al Frente Progresista que "no interfiera" en las estrategias locales que el centenario partido quiera implementar una vez que el gobernador oficialice la unificación de los comicios.
Sin embargo, la tensión sigue presente en el FPCyS. "Sin lugar a dudas, el socialismo y el radicalismo irán con candidatos diferentes a la elección de diputados nacionales", aseguró esta semana el diputado nacional de la UCR Mario Barletta.
El legislador, en ese sentido, enfatizó que el radicalismo "tiene un acuerdo nacional con Cambiemos" y subrayó que "los que rompieron el Frente Progresista fueron los socialistas, que no aceptaron unirse" a la coalición oficialista que lidera el PRO.
En tanto, el diputado provincial y titular del radicalismo santafesino, Julián Galdeano, puntualizó: "Valoramos la continuidad del FPCyS y podríamos haber presionado para que se desdoblen los comicios".
Asimismo, el dirigente afirmó que en 2017 se presentarán como UCR en Rosario y no descartó hacer lo propio a nivel nacional. Los días por venir prometen debates de alto voltaje en el oficialismo provincial.

Comentarios