Política
Lunes 10 de Julio de 2017

La provincia propone transformar la Quinta de Funes en un sitio "de la vida y la democracia"

A fines de 2016 se aprobó en el Senado provincial la ley de expropiación del inmueble ubicado en ruta nacional Nº 9 donde funcionó un centro clandestino de detención.

El ministro de Justicia provincial, Ricardo Silverstein, celebró la expropiación del Centro Clandestino de Detención "Quinta de Funes", donde funcionará un espacio para la memoria.

A fines de 2016 se aprobó en el Senado provincial la ley de expropiación del inmueble ubicado en ruta nacional Nº 9, que entre septiembre de 1977 y enero de 1978 funcionó como centro de detención de la dictadura.

El ministro recordó que la ley establece que el lugar debe ser utilizado "con un criterio de educación, para que funcione ahí un centro de educación y cultura que reproduzca valores". Se realizará de manera conjunta entre la Municipalidad de Funes y el gobierno santafesino, "escuchando a los organismos de derechos humanos, que sea abierto para el público en general y también tenga una directa relación con las escuelas, de manera tal que sea un centro de reproducción de los valores de la vida, la democracia y de una sociedad mejor".
funes2.jpg
Conferencia de prensa por la expropiación de la Quinta de Funes.
Conferencia de prensa por la expropiación de la Quinta de Funes.
Condenados. El 10 de abril de 2010 el Tribunal Federal Nº 4 de Rosario condenó a los represores Pascual Guerrieri, Juan Daniel Amelong, Jorge Fariña, Eduardo Constanzo y Walter Pagano por los delitos de privación ilegítima de la libertad, amenazas, tormentos, desaparición física y homicidio, calificados por alevosía, de los militantes políticos detenidos desaparecidos: Jorge Novillo, Stella Hilbrand de Del Rosso, Eduardo Toniolli (esposo de Alicia Gutiérrez y padre de Eduardo Toniolli), Raquel Negro, Carlos Laluf, Marta María Benassi, Miguel Angel Tossetti, Oscar Capella, Marta María Forestello, Ana María Gurmendi, Fernando Dante Dussex, Pedro Retamar, María Reyna Lloveras y Teresa Soria de Sklater; privación ilegítima de la libertad de Tulio Valenzuela y Raquel Negro, y tormentos contra Jaime Dri (único sobreviviente del campo Quinta de Funes) y el resto de los mencionados.

La expropiación de la Quinta de Funes implica la constitución de un espacio de memoria histórica en ese predio de dos hectáreas.

Comentarios