Política
Sábado 06 de Mayo de 2017

La Iglesia salió a aclarar su pedido de "diálogo" entre familiares de desaparecidos y represores

Monseñor Lozano, de la Conferencia Episcopal, dijo que la idea de juntar familiares de víctimas no es dar marcha atrás con los juicios contra represores

El presidente de la Comisión Episcopal de Pastoral Social, Jorge Lozano, aclaró ayer que "no está en el ánimo" de la Iglesia alentar una "mesa de diálogo" entre familiares de desaparecidos y represores, y expresó que "ojalá que quienes son acusados de delitos" de lesa humanidad "puedan arrepentirse y dar algunos datos" sobre el destino de sus víctimas.

   En medio de la polémica por la propuesta de reconciliación impulsada por la Conferencia Episcopal Argentina, Lozano reiteró que la idea no es "dar marcha atrás" a los juicios contra los militares que cometieron violaciones a los derechos humanos durante la última dictadura.

   Monseñor Lozano negó que, en el marco de la asamblea plenaria que lleva adelante la Conferencia Episcopal en la localidad bonaerense de Pilar, los obispos hayan alentado una "mesa de diálogo" entre víctimas o familiares de desaparecidos y militares vinculados a la represión ilegal.

   Sin embargo, la referente de la Asociación Madres de Plaza de Mayo Línea Fundadora Nora Cortiñas, insistió en que la Iglesia "participó del terrorismo de Estado" y pidió "que paren con esto de la reconciliación" porque "no está" en sus "deseos".

Maltrato

Además, denunció que fueron "maltratadas" por la Iglesia en distintas ocasiones que llevaron "cartas para saber el paradero de nuestros hijos. Nunca hubo ninguna respuesta".

   "Queremos verdad y justicia. Que hagan un pedido de perdón por haber participado en la entrega de bebés", agregó.

   En tanto, Lozano volvió a evitar pronunciarse sobre el reciente fallo de la Corte Suprema que otorgó el beneficio del 2x1 a un condenado por crímenes de lesa humanidad, resolución que mereció el repudio de organizaciones de derechos humanos y de numerosos sectores políticos y sociales.

   "Prefiero esperar que pasen los días para leer con más detenimiento los fundamentos" de la Corte, afirmó.

   El arzobispo coadjutor de San Juan de Cuyo aseguró que para la Iglesia, "los juicios deben continuar y respetarse las garantías constitucionales, garantías que no han tenido los que en la década del 70 fueron, secuestrados, torturados y asesinados".

   Además, reiteró que la Iglesia está trabajando en un "protocolo de acceso" para que "los familiares de desaparecidos o damnificados puedan solicitar la información disponible" sobre las víctimas y adelantó que esos datos estarán disponibles, "si Dios quiere, en los próximos días".

   De todos modos, el prelado admitió que "nosotros no tenemos muchos datos porque la mayoría son cartas que los mismos familiares nos han entregado, así que la familia ya tiene conocimiento de en qué fecha solicitó o también qué se respondió".

Comentarios