Cristina Fernández
Sábado 22 de Abril de 2017

La expresidenta denunció que el ataque a la gobernación de Santa Cruz tuvo "el visto bueno del Gobierno nacional"

Cristina Fernández acusó a integrantes de "Cambiemos en la provincia" por la manifestación y ataque a la residencia oficial de Alicia Kirchner

La expresidenta Cristina Fernández denunció hoy que el ataque por parte de manifestantes a la residencia oficial de la gobernadora de Santa Cruz, Alicia Kirchner, fue "organizado y planificado por hombres de Cambiemos en la provincia" y tuvo "el visto bueno del gobierno nacional".
La exmandataria aseguró que los incidentes registrados esta madrugada significaron "el lanzamiento de la campaña al mejor estilo de Durán Barba", cuya consigna es "cortar la cabeza de Alicia Kirchner y colgarla como un trofeo, como una suerte de mensaje para todos los gobernadores que no pertenecen a Cambiemos".
Fernández, quien junto a su nieta de 18 meses se encontraba cenando con la gobernadora al momento del ataque, publicó un video en su cuenta de Twitter donde se la ve recorriendo distintos ambientes de la residencia, dando detalles de la situación y mostrando los destrozos que provocaron los protestantes.
"Fue un ataque planificado y organizado por hombres de Cambiemos en la provincia que no han podido ser gobernadores en dos oportunidades, porque perdieron las elecciones dos veces, y también con montaje en escena mediático", aseguró la expresidenta.
cris.jpg
Cristina muestra el lugar donde habría impactado una piedra. 
Cristina muestra el lugar donde habría impactado una piedra.
Además, denunció que los hechos ocurrieron "con el visto bueno del gobierno nacional" y reiteró: "El gobierno nacional no es ajeno a esto, es parte del montaje de campaña".
"Faroles rotos, paredes llenas de impactos de piedras, ventanas rotas... tiraron también excremento", contó Fernández.
"Hacía más de un mes que no la veía Alicia y me invitó a cenar. A eso de las 21.15 empezaron a llegar grupos muy violentos con consignas muy violentas. Nunca nadie espera que la violencia se apodere como se apoderó anoche de grupos muy organizados", relató.
Por otra parte, admitió que "la gobernadora recibió una provincia quebrada con una superpoblación de la administración pública" y destacó que Kirchner "no echó a nadie a la calle".
Hacia el final del video, la exjefa de estado sostuvo que "el gobierno nacional debería ayudar a cualquier provincia que esté en dificultades" ya que "es una obligación del presidente de la nación garantizar la paz social, no solamente en la Capital Federal o en el ámbito de Olivos. Es el ABC de la gestión del Estado".
Embed

Por último, denunció que ayer se dio "el lanzamiento de la campaña al mejor estilo Durán Barba", aunque consideró que a la dirigencia del oficialismo "no les importa Santa Cruz en términos electorales", sino que "hay que cortar la cabeza de Alicia Kirchner y colgarla como un trofeo, como una suerte de mensaje para todos los gobernadores que no pertenecen a Cambiemos".




Comentarios