Política
Lunes 28 de Agosto de 2017

"La corrupción quita dinero al desarrollo y los que más sufren son los pobres"

El titular de la Oficina de Fraudes Graves del Reino Unido, David Green, afirmó que la corrupción "debe ser combatida porque le quita dinero al desarrollo para dárselo a los corruptos, y quienes más la sufren son los pobres". Y, por eso, recomendó la aprobación de la ley de responsabilidad penal empresaria en la Argentina.

Invitado a Buenos Aires por la Oficina Anticorrupción (OA), junto a otros integrantes de una delegación de referentes de agencias de transparencia y de persecución de delitos contra el patrimonio público, el funcionario británico repasó su experiencia en el cargo que ocupa desde 2012.

"Quienes sufren más la corrupción son los más pobres. Debe ser combatida porque es un delito que le quita dinero al desarrollo para dárselo a los corruptos. Entonces, no se obtienen los mejores bienes y servicios y los mercados no funcionan como deberían. Además, la corrupción mantiene la cleptocracia en el poder", sostuvo.

Green fue consultado sobre qué tipo de aspectos deben ser tenidos en cuenta a la hora de investigar hechos de corrupción y de soborno en oficinas como la suya, con similitudes a la OA que conduce Laura Alonso, pero con la diferencia de que en Gran Bretaña funciona en la órbita del Poder Judicial y, además de investigar, se ocupa de enjuiciar.

"Hay tres aspectos: el primero, tener una independencia política visible y demostrable, especialmente del gobierno central, porque las grandes empresas que investigamos tienen un gran poder de influencia", señaló Green.

En segundo lugar, destacó que en el Reino Unido existe una normativa llamada "modelo Roskill" (por el nombre de un líder parlamentario) que permite que la Oficina de Fraudes Graves "investigue y enjuicie a la vez", además de enfocarse exclusivamente en los casos "más complejos de soborno y fraude".

"Ese es el tercer aspecto, la prioridad que manejamos. Nos ocupamos de los delitos de corrupción más importantes y que ponen en riesgo la reputación del Reino Unido como un lugar para hacer negocios", agregó.

Actualmente, la oficina de Green se encarga de unas 60 pesquisas que, "en su mayoría, apuntan a compañías muy poderosas del Reino Unido, como Barclays".

Como miembro de la división anticorrupción de la Ocde (organismo internacional al cual el gobierno argentino solicitó ingresar), Green señaló la "importancia" que tiene aprobar aquí la ley de responsabilidad penal empresaria, que ya cuenta con media sanción de Diputados.

Comentarios