Política
Viernes 06 de Octubre de 2017

La CGT selló alianza con senadores y diputados del PJ

El triunvirato de la CGT se reunió ayer con legisladores nacionales del justicialismo en el Senado para acercar posiciones sobre el paquete de reformas que prepara el gobierno y señaló que reconoce a la Cámara alta como "la instancia institucional fundamental que tiene el peronismo".

El triunvirato de la CGT se reunió ayer con legisladores nacionales del justicialismo en el Senado para acercar posiciones sobre el paquete de reformas que prepara el gobierno y señaló que reconoce a la Cámara alta como "la instancia institucional fundamental que tiene el peronismo".

Los tres secretarios generales de la CGT, Héctor Daer, Juan Carlos Schmid y Carlos Acuña, se reunieron con un grupo de legisladores encabezados por el jefe del bloque PJ-FpV del Senado, Miguel Angel Pichetto, y el referente del Bloque Justicialista de Diputados Diego Bossio.

Durante el encuentro, realizado en el despacho de Pichetto por espacio de una hora y media, los dirigentes reafirmaron una alianza política que apunta, principalmente, a la reorganización poselectoral del justicialismo.

Esa alianza tendrá su correlato en el debate que se viene en el Congreso ya que los legisladores ratificaron que ningún cambio que afecte al sector del trabajo será aprobado por los bloques del justicialismo sin el aval de la CGT, según indicaron al término del encuentro.

"Reafirmamos nuestra alianza en términos políticos", indicó Daer a la salida de la reunión, y agregó: "Reconocemos al Senado como una de las instancias institucionales fundamentales que tiene el peronismo para su reconstrucción".

Esa definición se inscribe en un contexto en el que el peronismo del Senado responde mayoritariamente a Pichetto, quien, a su vez, se despegó públicamente de la ex presidenta Cristina Kirchner al considerar que debe armar un bloque propio, separado del justicialismo, algo similar a lo que se perfila en Diputados, pero de la mano de Bossio.

Esa "alianza en términos políticos" tendrá otro componente, relacionado con la discusión que abrió el gobierno sobre el sector laboral, que también fue reflejado por Daer al asegurar que "el Senado convocará a la CGT cada vez que haya temas que tengan que ver con los derechos de los trabajadores".

Por su parte, Schmid señaló que durante la reunión el triunvirato que conduce la central gremial les planteó a los legisladores cuáles son los puntos "inclaudicables" para el sindicalismo peronista, en el marco de la discusión de eventuales reformas laborales.

Objetivos

"Aspiramos a defender las regulaciones laborales", sostuvo Schmid, al tiempo que indicó que la CGT "no discutirá" con el gobierno el modelo sindical actual, la "jerarquía de los convenios colectivos de trabajo", el sistema de salud y previsional y la ultraactividad.

Al respecto, los triunviros precisaron que no aceptarán cambios en el modelo sindical y que tampoco quieren que "ningún acuerdo inferior perfore las condiciones de los convenios colectivos vigentes".

Tampoco están dispuestos a discutir la ultraactividad de los convenios colectivos (es lo que permite que se mantengan vigentes tras su vencimiento hasta una nueva negociación y no caigan) ni reformas sobre el sistema previsional y de salud, que quieren que siga siendo universal.

Otro punto "innegociable" para la CGT es la unicidad del convenio colectivo nacional de trabajo. Es decir: rechazarán cualquier tipo de discusión de las condiciones laborales que se divida por zona geográfica.

Schmid resaltó que, hasta el momento, "no fueron notificados" por el gobierno sobre cómo se avanzará con la reforma que, según deslizó el ministro de Trabajo nacional, Jorge Triaca, pretende discutir sector por sector, en el marco de las paritarias para 2018.

Comentarios