Inseguridad
Jueves 11 de Mayo de 2017

La agente de civil que ayer discutió con una joven en un cajero podría ser acusada por abuso de autoridad

El Ministerio de Seguridad estudia si la oficial de policía que ayer estaba de civil cuando tuvo un entredicho con una joven no sobrepasó sus funciones.

La agente de civil que ayer discutió y tuvo un fuerte entredicho con una joven en la puerta de un cajero automático de calle San Martín al 700 podría ser acusada de abuso de autoridad si se comprueba que la mujer policía se excedió y sobre pasó sus funciones.
El Ministerio de Seguridad estudia una posible sanción, más allá de que la misma debería ser aplicada por la institución policial, puesto que para que las autoridades del Ministerio puedan actuar en este tema debe cambiar la legislación.
"Si hay una sanción debe ser fuerte y ejemplificadora", admitió una fuente sobre un tema que ayer generó numerosas reacciones por la polémica actuación de la agente de policía, quien habría incurrido según la versión de la víctima en un evidente abuso de autoridad.
El hecho se produjo ayer y generó gran conmoción, puesto que una joven denunció ser víctima de abuso policial luego de que una mujer que se identificó como agente de la fuerza la "prepoteó", "amenazó" e intentó detenerla sin justificación.
Según relato Romina, la víctima del hecho, fue a realizar un depósito a un cajero automático que está ubicado en San Martín al 700 y cuando fue a acceder a una de las máquinas una mujer, que luego se identificó como policía, se le "acercó", le "empezó a gritar de todo", le dijo que la "iba a llevar presa", y que le iba a "iniciar una causa". Una situación que siguió minutos más tarde en otro cajero.
Este se convirtió en el segundo caso de este tenor, luego de que el lunes cuatro agentes de la Brigada Motorizada irrumpieran por la fuerza en una actividad del Museo de la Memoria.
"Para mejorar la seguridad pública más que plata necesitamos poder; poder de renovar un organismo, una institución que tiene 150 años y llevarla a una organización moderna", afirmó Maximiliano Pullaro, ministro de Seguridad provincial en declaraciones periodísticas en las que reclamaba una cambio de legislación para poder avanzar en modificaciones de fondo en la estructura policial.
"Si veo a un policía cometiendo un delito flagrante no puedo esperar siete años a que la Justicia dictamine si es culpable o inocente; lo tengo que exonerar para mandarle un mensaje al policía que está trabajando bien", destacó en su oportunidad Pullaro, pidiendo que ciertas determinaciones se tomen con más celeridad.
Cambios que desde el Ministerio intentaron impulsar enviando un proyecto al Senado provincial hace un año, pero que todavía no avanzó. Entre los temas que plantea están "las carpetas médicas", "los pases a disponibilidad y las exoneraciones".

Comentarios