tragedia de once
Jueves 31 de Agosto de 2017

Jaime pidió ingresar a la cárcel una bicicleta fija, una notebook y una heladera

El ex secretario de Transporte nacional Ricardo Jaime presentó ayer un hábeas corpus ante la Justicia para poder ingresar al penal de Ezeiza, donde está detenido, una bicicleta fija para hacer ejercicios, una heladera con freezer, un elemento para tomarse la presión y una notebook.

El ex secretario de Transporte nacional Ricardo Jaime presentó ayer un hábeas corpus ante la Justicia para poder ingresar al penal de Ezeiza, donde está detenido, una bicicleta fija para hacer ejercicios, una heladera con freezer, un elemento para tomarse la presión y una notebook.

Jaime se presentó ante el juez federal de Lomas de Zamora, Federico Villena, y solicitó poder contar con la autorización de ingresar todo ello al penal donde está detenido desde hace más de un año.

El ex funcionario, condenado por la tragedia ferroviaria de Once a seis años de prisión, señaló que el Servicio Penitenciario Federal (SPF) le negó la posibilidad de ingresar todo lo que solicitó.

Según sostuvo Jaime, la bicicleta fija para realizar ejercicios la necesita por recomendación médica, al igual que el elemento para tomarse la presión.

El ex funcionario atraviesa un pozo depresivo y se lo nota muy delgado a simple vista. Además, se niega a comer el alimento que le provee el SPF porque, según dijo, en una oportunidad que probó un plato encontró una cucaracha y, desde entonces, rechaza la comida del penal.

Por eso, explicó que sólo come aquello que le acerca su familia al penal y, para tal fin, solicitó una heladera.

Además, el ex funcionario denunció que el SPF, durante una requisa, lo desnudó e intentó filmarlo en esa situación.

Ahora, el hábeas corpus deberá ser resuelto por Villena, aunque el ingreso de la bicicleta fija ya fue autorizado por el Servicio Penitenciario Federal.

La Cámara Federal de Casación Penal fijó para el 11 de octubre próximo una audiencia a partir de la cual quedará en condiciones de resolver si confirma las primeras condenas por la tragedia ferroviaria de Once, que recayeron sobre Jaime y su sucesor, Juan Pablo Schiavi, además del empresario Claudio Cirigliano, entre otros.

Comentarios