Política
Martes 05 de Septiembre de 2017

Guiño de la Corte al proyecto que amplía a siete sus integrantes

"Estamos de acuerdo", dijo Daniel Erbetta, presidente del cuerpo colegiado. También instan a abrir el debate sobre el límite de edad

El presidente de la Corte Suprema de Justicia santafesina, Daniel Erbetta, respaldó ayer el proyecto que acaba de ingresar a la Legislatura provincial y que promueve la ampliación del alto tribunal de seis a siete integrantes con el objetivo de imprimirles mayor celeridad al debate y a la toma de decisiones. Paralelamente, entre las filas de los constitucionalistas saludaron la propuesta e instaron a sumar "algún mecanismo reglamentario" para que se respete el límite de edad (en su momento fue de 65 años) por parte de los integrantes del cuerpo colegiado.

"Estamos de acuerdo con que se integre la Corte de manera impar, ampliándola a siete miembros", afirmó Erbetta acerca de la iniciativa presentada el jueves pasado por el diputado provincial Ariel Bermúdez (Coalición Cívica-ARI), quien propone modificar el artículo 11 de la ley Nº 10.160.

En la actualidad, la Corte tiene seis ministros (además de Erbetta, Rafael Gutiérrez, Roberto Falistocco, María Angélica Gastaldi, Mario Netri y Eduardo Spuler) y un procurador general (Jorge Barraguirre), pero su conformación con un número par generó muchas veces un empate y controversia en la deliberación, como viene ocurriendo con el descanso dominical.

Sobre esta polémica ley, cuya constitucionalidad está en discusión, la Corte convocó para el 13 de septiembre próximo a una audiencia de conciliación entre las partes intervinientes en los expedientes. Y, de no lograr acuerdos, sorteará seis días después un camarista del fuero Civil y Comercial de la provincia que deberá integrar el máximo tribunal para definir la controversia.

La ausencia de una mayoría de votos suficiente para dictar sentencia definitiva hizo que el propio Erbetta lamentara, días atrás, la existencia de una Corte "de seis miembros, par e insólita, que lleva a este tipo de consecuencias".

Al evaluar el proyecto presentado en la Cámara baja provincial, Erbetta recordó, en declaraciones a La Ocho: "En anteriores presidencias de la Corte planteamos, de modo informal y tanto al Ejecutivo como a algunos legisladores, la problemática que generaba un empate" al momento de dictar una resolución definitiva.

"Si bien la ley orgánica de la provincia establece la posibilidad del doble voto del presidente de la Corte, históricamente no se hizo uso de esa facultad para no terminar consagrando un sufragio calificado por una circunstancia coyuntural como el ejercicio de la titularidad del cuerpo durante un año, algo que no luce muy aceptable en términos republicanos", argumentó el magistrado.

Erbetta también advirtió que "Santa Fe es el único caso de Corte con número par en el país ya que, generalmente, los tribunales colegiados tienen una conformación impar para evitar ese tipo de situaciones".

Tras exteriorizar su deseo de que la iniciativa pase por el tamiz legislativo en lo que resta del año, Erbetta estimó que el debate respecto del séptimo integrante del máximo tribunal recién se dará en 2018. "Hay que cumplir varios procedimientos de selección y, por sobre todas las cosas, resultará clave el consenso político en torno al nominado", concluyó.

Por su parte, el constitucionalista Domingo Rondina señaló a La Capital que la iniciativa será viable si, al mismo tiempo, "establece claramente algún mecanismo reglamentario para que respeten el límite de edad" de los jueces que —en su momento— fijó la Carta Magna nacional: 65 años.

"La cláusula constitucional que determinaba un límite de edad a los 65 años fue anulada por la Corte nacional. Por eso hay que buscar un mecanismo que evite que los magistrados se conviertan en vitalicios", agregó el abogado.

Rondina celebró la posibilidad de que la Corte santafesina "deje de tener un número par de integrantes" y, sobre el objetivo de agilizar la toma de decisiones, sugirió: "Habría que incluir un mecanismo de división por salas para facilitar el tratamiento de los casos. No existe ningún impedimento constitucional para encarar esa posibilidad a través de la Legislatura".

Comentarios