Política
Lunes 17 de Julio de 2017

Gils Carbó sentenció que "el gobierno quiere quitarles autonomía a los fiscales"

Tras el llamado a indagatoria, la procuradora general se defendió de las acusaciones en su contra y cargó contra Macri.

La procuradora general de la Nación, Alejandra Gils Carbó, se defendió ayer de las acusaciones en su contra y aseguró que "el gobierno quiere quitarles autonomía a los fiscales".

"El gobierno quiere quitarles autonomía a los fiscales. A todos. No solo a mí como procuradora", sostuvo Gils Carbó tras las críticas del Ejecutivo en su contra.

La fiscal se defendió, de ese modo, luego de que el juez federal Julián Ercolini la citara a indagatoria a raíz de una investigación por la compra del nuevo edificio en el que se encuentra el Ministerio Público Fiscal (MPF).

"Hay un plan que funcionarios del gobierno vienen desarrollando, incluso antes de serlo. Como candidato, el actual presidente (Mauricio Macri) ya decía que estaba obligada a renunciar. Después, comenzaron los hostigamientos, públicos y solapados. Alguien hasta publicó la foto con la dirección de mi casa", cuestionó.

La jefa de los fiscales reconoció que le molestan los "ataques personales", pero aseguró que su "responsabilidad es institucional".

Por otra parte, Gils Carbó consideró que la propuesta del oficialismo para elegir cuatro subprocuradores "destruiría la fortaleza actual del Ministerio Público Fiscal".

"Después, otro proyecto quería que una comisión bicameral fuera el órgano de gobierno del MPF. Una distorsión de lo que establece la Constitución, porque es extrapoder y tiene autonomía respecto de los poderes Ejecutivo, Legislativo y Judicial", criticó.

En esa línea, la procuradora opinó que, "cuando los proyectos no funcionaron", apareció el intento de "arrinconarla" en la propia Comisión bicameral Permanente de Seguimiento y Control del Ministerio Público de la Nación" y luego las denuncias por presuntos traslados irregulares de fiscales, que calificó como una "campaña".

"En la Argentina el juzgamiento es posible por mal desempeño y se necesita una mayoría calificada de dos tercios de los legisladores. No se puede tramitar un juicio político por opiniones de un magistrado", resaltó la funcionaria.

Gils Carbó también rechazó las acusaciones sobre un posible retraso en las investigaciones por supuesta corrupción durante el kirchnerismo: "Es sabido que la Procuración General no tiene intervención en las causas que llevan los fiscales. Sólo interviene si hay recurso extraordinario y la Corte Suprema de Justicia le da vista".

Finalmente, cuestionó el llamado a indagatoria que realizó Ercolini al considerar que es "una acusación débil" la que hay en su contra.

Comentarios