Alberto Nisman
Sábado 23 de Septiembre de 2017

Gendarmería entregó a la Justicia el informe con la hipótesis del crimen de Nisman

Se trata de 400 carillas con las pericias sobre la mecánica que habría tenido el asesinato y desbarata la hipótesis primaria: el suicidio.

La Gendarmería Nacional entregó ayer al fiscal federal Eduardo Taiano el informe de la junta médica realizado sobre el cuerpo del fallecido fiscal Alberto Nisman, en el que se determinó que fue víctima de un homicidio.

   Fuentes judiciales informaron que el informe de 400 carillas, separado en dos tomos impresos, fue entregado al integrante del Ministerio Público Fiscal, a la vez que también tienen copias la propia fuerza de seguridad y el juez federal Julián Ercolini.

   La conclusión más importante del documento es la que refiere a que el ex titular de la Unidad Especial Amia fue víctima de un homicidio y brinda detalles de la mecánica que habría tenido el crimen.

   De esta forma, el informe oficial se contrapone al que realizó tiempo atrás el Cuerpo Médico Forense, que había descartado signos de un asesinato y se había inclinado por la hipótesis del suicidio.

   El informe fue elaborado por 28 integrantes de Gendarmería, que comenzaron a trabajar en febrero pasado por pedido de Taiano.

   A las conclusiones de los peritos oficiales adhirieron los de la querella, encabezada por la jueza Sandra Arroyo Salgado, ex mujer de Nisman, y sus dos hijas.

   Queda pendiente la presentación del informe, en disidencia, de la defensa del empleado informático Diego Lagomarsino, quien confesó haberle entregado a Nisman el arma de la que salió el disparo que acabó con su vida. Según fuentes allegadas al técnico, la presentación se haría el próximo lunes.

   Fuentes judiciales revelaron que las querellas mostraron coincidencias generales pero también disidencias parciales sobre lo que dictaminó la Gendarmería.

   El contenido del informe no será revelado públicamente, al menos hasta que hayan sido notificadas todas las partes, entre las que figuran las defensas de los custodios de Nisman la noche en que murió.

   Esos custodios están con "falta de mérito" en el expediente, dictada por la jueza Fabiana Palmaghini.╠

   De todas maneras, las filtraciones periodísticas vienen dando cuenta desde la semana pasada que el informe concluirá que a Nisman lo mataron dos personas, que lo drogaron con ketamina y que quisieron hacer aparentar un suicidio.

   Este nuevo documento, al cual fueron anexados dos CD con contenido audiovisual, será clave para la causa, ya que la investigación a partir de ahora se inclinará por el asesinato como hipótesis principal en lugar de la del suicidio, como la querella criticaba que había hecho la fiscal Viviana Fein, quien estuvo a cargo del caso.

   Es la primera vez que un informe oficial refiere a un asesinato, aunque previamente había sido replicado por el fiscal de la Cámara en lo penal Ricardo Sáenz, cuando dictaminó sobre si correspondía que la causa pasara al fuero federal.

   Es que a partir del 18 de enero de 2015, día en que apareció muerto Nisman, el caso quedó a cargo de la jueza de instrucción Fabiana Palmaghini y la fiscal Fein, aunque luego el expediente pasó a la Justicia Federal como consecuencia de la declaración hecha por el ex espía y colaborador en la causa Amia Antonio Horacio Jaime Stiuso respecto a que el ex fiscal fue víctima de un asesinato.

   Incluso, la decisión había sido avalada por la Corte Suprema de Justicia, al considerar que la muerte de Nisman estaba vinculada a su rol como fiscal en la causa por el atentado a la sede de la mutual judía.

   Días antes de ser hallado sin vida, el entonces titular de la Unidad Especial Amia había denunciado a la entonces presidenta Cristina Kirchner por el presunto encubrimiento a los acusados iraníes por el ataque terrorista a la mutual judía.

   Por lo pronto, más allá del informe presentado, la causa no tiene imputados por el hecho en sí, ya que el empleado informático Diego Lagomarsino solo lo fue por la entrega del arma calibre 22 que él dice haberla hecho el día anterior y por pedido del propio Nisman.

   Tampoco están imputados los custodios de la Policía Federal que estaban asignados al domicilio del fallecido fiscal para su protección.

Comentarios