Política
Lunes 02 de Enero de 2017

En 2016 hubo menossentencias contra represoresy más arrestos domiciliarios

A lo largo de 2016 "se consolidó la baja en la cantidad de sentencias y de nuevos sentenciados por año" en juicios por delitos de lesa humanidad durante la última dictadura militar, mientras que hubo una "tendencia creciente en el número de imputados con arresto domiciliario".

A lo largo de 2016 "se consolidó la baja en la cantidad de sentencias y de nuevos sentenciados por año" en juicios por delitos de lesa humanidad durante la última dictadura militar, mientras que hubo una "tendencia creciente en el número de imputados con arresto domiciliario".

Los datos se desprenden del informe anual de la Procuraduría de Crímenes contra la Humanidad, que analizó también las dificultades en el trámite de los expedientes y, en ese sentido, advirtió que "es preocupante que la mitad de las causas se encuentran en etapa de instrucción, así como las demoras y los estancamientos en la instancia de juicio".

Un primer problema es que "se consolidó la baja en la cantidad de sentencias y de nuevos sentenciados por año": el pico histórico se registró en 2012 y 2013, con 25 veredictos por año, mientras que desde entonces el número descendió (en 2014 se dictaron 21; en 2015, 20, y hasta el 20 de diciembre pasado, un total de 19).

Durante 2016, fueron sentenciados 161 imputados (136 condenados y 25 absueltos), por lo que en comparación con 2015 (117 condenas y diez absoluciones), esa cantidad se incrementó. Sin embargo, solamente 95 de los 161 imputados sentenciados el año pasado lo fueron por primera vez.

En instancia de debate o plenario, son 248 los procesados que están siendo enjuiciados y 160 de ellos no fueron sentenciados previamente.

La segunda dificultad que señaló el Ministerio Público Fiscal son las "demoras en el inicio y el final de las causas". Según los datos difundidos, los plazos extensos de las investigaciones en la etapa de instrucción "tienen efectos concretos en el desarrollo del proceso".

"Nuevas investigaciones implican la ampliación del universo de imputados, lo cual permite una comprensión más amplia de la represión ilegal y sus autores, pero las constantes demoras engrosan el número de causas que están muy lejos de obtener sentencia", se advirtió.

Paralelamente, la Procuraduría de Crímenes contra la Humanidad indicó que continúa la lentitud de las instancias de revisión: apenas el 25 por ciento de los condenados (187) y el 17 por ciento (13) de los absueltos tienen su sentencia firme.

Al 20 de diciembre de 2016, se registró un total de 585 causas, en las que son (o fueron, hasta su fallecimiento) investigados 2.771 imputados.

Comentarios