Precoloquio en Salta
Sábado 11 de Junio de 2016

Empresarios de Idea esperan un repunte de la economía sobre el final del año

Coinciden que habrá una mejora en la economía nacional en el segundo semestre, pero que será más nítida a partir del año que viene.

El analista político Sergio Berensztein y el económico, Miguel Kiguel, coincidieron ayer en calificar al 2016 como un año de transición, tanto desde el plano económico, como en las formas de gobierno que llevó adelante el kirchnerismo y el modelo que propone el presidente Mauricio Macri.

Ambos analistas hablaron ante más de 400 empresarios que se dieron cita en Salta en el marco del Precoloquio NOA que desarrolló el Instituto Argentino para el Desarrollo Empresarial (Idea). "El proceso de transición comenzó a partir de la adopción de medidas como la salida del cepo, la resolución del conflicto con los holdouts y la reducción de los subsidios", dijo Kiguel.

Y agregó: "Coincido con lo que se dice desde el gobierno con que la situación económica va a mejorar a partir del segundo semestre, pero esto no quiere decir que el primero de julio ya vamos a estar bien, sino que ahí comenzará un lento proceso" en el que, entre julio y septiembre "se puede esperar un sostenimiento de la actividad económica, pero con un crecimiento para el último cuatrimestre del año, y se va a observar de manera más nítida a comienzos del 2017".En este marco, advirtió sobre la posibilidad de que el ingreso sostenido de dólares por el interés inversor "pueda revaluar el peso, lo que generará problemas en algunas economías regionales".

Por su parte, Berensztein destacó que el país "puede estar entrando en una agenda muy ambiciosa, con objetivos de cambio tanto de su papel en el mundo, el rol de la política, el rol del Estado". Consideró que durante el kirchnerismo "el presidente era el dueño de todo el juego, era un modelo político que fomentaba el capitalismo de amigos y generaba fragmentación política, un contexto cambiante, lleno de conflictos". En cambio, dijo, luego de las elecciones del 2015 "surgió un nuevo modelo, de pesos y contrapesos" a nivel del poder "con un intento de despersonalizar ese poder, en el que el presidente tiene un rol mucho más acotado".

Desde el estado "se rompen las creaciones artificiales de riqueza, el capitalismo de amigos" y se reemplaza por "un nuevo rol en la economía" que no interviene de manera directa sino que crea condiciones para el desarrollo privado".

La tercera transición es la inserción de Argentina en el mundo, tanto desde lo político, como lo económico y financiero "luego de un nivel de aislamiento sólo comparable al que tuvimos en el conflicto de Malvinas". En la actualidad "existen gestos muy fuertes de pragmatismo, como por ejemplo fortalecer su vínculo con Rusia y China pero desde el lado del interés nacional en lugar de una postura ideológica".

En tanto, el presidente de Idea, Ignacio Stegman, alentó ayer a los empresarios a vincularse con los distintos referentes políticos para crear condiciones que generen empleo genuino en el sector privado, y un marco ético que evite la corrupción. "Creemos que el desarrollo económico y social de Argentina se produce a partir de la generación de empleo de un país integrado al mundo", destacó el empresario.

Comentarios