Política
Miércoles 14 de Junio de 2017

Empresarios avalan dichos del presidente: "El sistema de juicios laborales es perverso"

La UIA aprovechó que Macri haya hablado de una "mafia" y sostuvo que "la industria del juicio" conspira contra el arribo de inversiones

El vicepresidente de la Unión Industrial Argentina, Daniel Funes de Rioja, respaldó ayer los dichos del presidente Mauricio Macri y aseguró que el sistema de juicio laboral en el país "es perverso".

"No quiero hablar de personas, hablo de un sistema. Y el sistema es perverso: ha generado profundas deformaciones tanto en el campo de los riesgos de trabajo, donde los accidentes de los días lunes o el reclamo por incapacidades son muchos mayores que los instaurados a nivel internacional y generan una industria del juicio que es innegable", señaló.

Así, el también presidente de la Coordinadora de las Industrias de Productos Alimenticios (Copal) salió a respaldar las afirmaciones de Macri, quien anteayer había dicho que existe una "industria del juicio" que impide crecer principalmente a las pequeñas y medianas empresas.

En diálogo radial, el empresario dijo que esa situación afecta principalmente a las pequeñas y medianas firmas, "que no contratan" y advirtió que también conspira contra el arribo de inversiones extranjeras.

"Sobre todo las pequeñas empresas, no aguantan. Si tienen cinco empleados, uno las termina. Y además no contratan. Ahora que Argentina vuelve a conectarse con el mundo, la preocupación principal por quienes quieren invertir es el tema de los juicios, porque no hay un sistema claro sino que hay muchos atajos para la industria del juicio", señaló.

El pasado lunes Macri había denunciado la existencia de una "mafia de los juicios laborales" y apuntado contra un "grupo de estudios" de abogados y "un grupo de jueces minoritario laboralistas, conducido por (Héctor) Recalde", jefe del bloque FPV-PJ en Cámara de Diputados.

Funes de Rioja explicó que se generó "un sistema perverso de multas a favor del que reclama, aunque haya consentido durante años supuestas anomalías", y afirmó que no cree que "el camino de la protección del trabajador vaya por ahí".

"Cuanto más rígido es el sistema para contratar, se generan menos empleo, menos consumo y menos bienestar social y se mantienen los niveles de pobreza. Hay que buscar fórmulas que protejan, no hay que borrar la legislación laboral. No hay peor borrada laboral que tener 30 por ciento o 40 por ciento de informalidad", advirtió.

La postura de las Pymes

El presidente de la Cámara de la Pequeña y Mediana Industria Metalúrgica Argentina, José Luis Ammaturo, también consideró que "es necesario enfrentar con urgencia la mafia de la litigiosidad judicial vinculada a las contingencias laborales, porque destruye la generación de empleo al tiempo que erosiona a las pymes en general y a las industriales, en particular".

Sin embargo, el titular de Apyme, Eduardo Fernández, si bien admitió que esos juicios son "un problema para la pequeña y mediana empresa", enfatizó que el mayor perjuicio lo genera el "no poder pagar las tarifas y una baja en las ventas producto del ingreso de importaciones".

"La situación socioeconómica determina que las pymes han cerrado o están en dificultades: no es justamente por un juicio laboral", consideró el directivo.

Comentarios