La salud presidencial
Sábado 04 de Junio de 2016

El presidente Macri sufrió una arritmia y estuvo internado durante cuatro horas en una clínica de Olivos

Se sintió mal a la tarde, en medio de una entrevista. Fue llevado a una clínica, donde le hicieron varios estudios. A las 23.15 volvió a la Quinta de Olivos.

El presidente Mauricio Macri fue internado ayer en una clínica de Olivos a causa de una arritmia, donde le realizaron una serie de una serie de estudios —que según el vocero presidencial, le "dieron bien"— y permaneció aproximadamente cuatro horas, luego de lo cual retornó a la quinta presidencial acompañado por su esposa, Juliana Awada, y su hija Antonia.

Cerca de las 23.15, Macri dejó la Clínica Olivos, a la que había ingresado pasadas las 19.30. El presidente estuvo sedado durante los chequeos y los médicos esperaron su recuperación para decidir si le daban o no el alta. Lo que ocurrió por pedido expreso de Macri y porque su salud no estaba en peligro.

Previamente, en declaraciones al canal América, el vocero de Macri, Iván Pavlosky, había detallado que el jefe de Estado fue sometido a "una arteriografía y un ecocardiograma doppler" y que estuvo acompañado en el centro médico por su esposa y su pequeña hija. También, informó que los estudios "dieron bien".

Además, detalló que Macri ocupó una habitación normal de la clínica.

Sobre el episodio que obligó a la internación del presidente, el gobierno informó que "alrededor de las 15" el jefe del Estado "tuvo una leve arritmia que no le impidió continuar con su trabajo y mantener la agenda de actividades previstas en la quinta de Olivos".

Luego destacacó que "al concluir la actividad prevista, siendo ya las 19.30 aproximadamente, la Unidad Médica Presidencial decidió que se realizara una revisión en la Clínica Olivos. Finalizados los estudios, y al constatarse que se revirtió la arritmia, permanecerá algunas horas más por precaución, para luego regresar a su domicilio", se agregó.

Según se supo, durante la tarde ayer el mandatario había sentido palpitaciones por lo cual fue atendido en la residencia de Olivos por un médico de la Unidad Médica Presidencial y continuó luego con su agenda de actividades.

Pero durante una charla en off the record con periodistas en la residencia de Olivos, el jefe de Estado continuó sintiendo un dolor en el pecho por lo cual, tras finalizar esta actividad, le comunicó el problema al médico, quien decidió un traslado a la Clínica de Olivos donde fue sedado y se le realizaron estudios por precaución.

Horas antes de emitir el comunicado, los voceros presidenciales habían negado las versiones de que el jefe de Estado había sufrido ese problema, e incluso se difundió una foto del off the record que dio a los periodistas Edi Zunino, Eduardo Feinmann, Walter Curia y Gloria López Lecube, dando a entender que Macri estaba cumpliendo sus tareas con normalidad.

Trascendió que los periodistas que estaban entrevistando al mandatario llegaron a notar una situación extraña en el lenguaje corporal de Macri, quien tras esta actividad debió ser trasladado al centro médico.

La angiografía es un examen de diagnóstico por imagen cuya función es el estudio de los vasos circulatorios que no son visibles mediante la radiología convencional.

En tanto, la ecografía Doppler es una variedad de la ecografía tradicional, basada en el empleo del ultrasonido, en la que aprovechando el efecto Doppler es posible visualizar las ondas de velocidad del flujo que atraviesa los vasos sanguíneos y que son inaccesibles a la visión directa.

Al ser consultado acerca de si esta es la primera vez que Macri sufrió un problema de este tipo, Pavlosky respondió: "Que yo recuerde, sí".

El único episodio médico que había atravesado Macri desde que es presidente había sido la fisura de costilla que sufrió el 8 de enero mientras jugaba con su hija Antonia.

Macri tiene previsto antes del mediodía de hoy una actividad en la localidad bonaerense de San Miguel, la cual, aunque nada se informó oficialmente, es de prever que será suspendida.

Comentarios