Política
Lunes 03 de Abril de 2017

El gobierno ratificó que el reclamo de soberanía es "irrenunciable"

Lo dijo Macri en Olivos, donde recibió a una delegación de veteranos de guerra y familiares de los caídos. El acto central fue en Tierra del Fuego

El presidente Mauricio Macri ratificó ayer que para Argentina la soberanía de las islas Malvinas es un "reclamo irrenunciable" y consideró que un "mayor diálogo y relación con el mundo" puede "facilitar" el camino a esa discusión en organismos internacionales.

   Al cumplirse ayer 35 años del inicio del enfrentamiento bélico por la recuperación de las islas ocupadas por Gran Bretaña, el jefe de Estado encabezó una ceremonia con familiares de los caídos y veteranos de guerra, a la vez que se hicieron vigilias y diferentes actos en todo el país.

   Macri recibió en Olivos a representantes de los héroes de Malvinas, ante quienes resaltó "la importancia de la reconciliación".

   "Nunca más una guerra, porque nada la cura", dijo Macri, y lamentó las consecuencias de "experiencias traumáticas para toda la sociedad".

   El presidente sostuvo que "en este camino de Argentina de reconciliarse con el mundo" la canciller Susana Malcorra, quien lo acompañó en el acto, "dialoga diariamente" con dirigentes internacionales con el mensaje de que "los argentinos nos sentimos parte del mundo y tenemos mucho para aportar".

   "Ese mayor diálogo y mayor nivel de relación con el mundo va a facilitar que nuestro reclamo, que es irrenunciable, tenga cabida", dijo Macri ante deudos de los caídos en Malvinas y ex combatientes y enfermeras que trabajaron en el frente.

   Macri señaló al 2 de Abril con el "recuerdo en un día tan doloroso, más que por un territorio perdido por esos miles de combatientes, de argentinos que fueron a defender lo que es nuestro, y 649 que hoy no están acá".

   El presidente manifestó que ante este "dolor muy profundo" les hacia un reconocimiento a los familiares y veteranos de guerra a quienes también les dijo "gracias" en nombre de la Nación.

   El secretario de Derechos Humanos, Claudio Avruj, quien señaló que se trata de "un día de memoria", y la gobernadora bonaerense, María Eugenia Vidal, también participaron del encuentro.

   Los veteranos pidieron recordar "a los 649 héroes que quedaron en las aguas heladas del sur".

   Vidal a su vez sostuvo que "hoy nadie duda de que quienes fueron a Malvinas son héroes" y remarcó que "durante muchos años tuvieron que seguir viviendo con cierto silencio, cierta indiferencia de la sociedad que no los reconocía como héroes".

   El encuentro en Olivos fue uno de los tantos actos realizados ayer en todo el país para homenajear a los soldados que lucharon y murieron en Malvinas.

   Como todos los años, el sábado por la noche se realizó una vigilia en Río Grande (sin la presencia de funcionarios nacionales de primera línea), mientras que ayer Ushuaia fue el escenario del acto central, que tuvo como oradores a la gobernadora Rosana Bertone y al ministro del Interior, Rogelio Frigerio.

   "Nuestros veteranos, héroes de Malvinas, merecen un reconocimiento por su entrega y sacrificio. Debemos recordar con orgullo y respeto a cada uno de los soldados que defendieron nuestra bandera y a nuestra patria, y a las familias que lloraron a sus muertos y a los que acompañan a nuestros héroes desde hace treinta y cinco años en este difícil camino", destacó Frigerio.

   "(La de Malvinas) es una historia de arrebato, pero sobre todo, una herida abierta en el corazón de todos los argentinos, porque muchos de nuestros héroes murieron por defender ese suelo patrio para que flameara nuevamente allí nuestro pabellón nacional", agregó.

   Luego resaltó que el gobierno "nunca dejará de reclamar lo que nos pertenece. Ni un solo día de nuestras vidas vamos a bajar los brazos ni vamos a claudicar. Vamos a volver a nuestras islas. Lo haremos siguiendo el camino que hoy conduce a las naciones del mundo: usando la fuerza del diálogo, la fuerza de la verdad y toda la fuerza del derecho y la justicia".

   La gobernadora Vidal y el intendente de Vicente López, Jorge Macri, encabezaron un acto en dicha localidad, ante la presencia de familiares y veteranos de guerra.

   La Comisión de Familiares, por su parte, realizó una misa en la catedral porteña para recordar y homenajear a los 649 caídos en combate y a los más de 500 que se suicidaron tras el conflicto bélico que duró 73 días.

   Al mediodía, otro grupo se dio cita en el Cenotafio instalado en la Plaza San Martín, en el barrio porteño de Retiro.

   En tanto, por la tarde se realizó una concentración en Plaza de Mayo convocada por la Mesa de Coincidencias Malvinas, la Comisión Provincial por la Memoria, la Liga Argentina por los Derechos del Hombre y la Asociación Civil Diálogos por Malvinas, con la participación de agrupaciones kirchneristas y aliadas, partidos de izquierda, gremios y organismos de derechos humanos.

Comentarios