Reforma electoral
Domingo 22 de Mayo de 2016

El gobierno nacional propone que las elecciones primarias no sean obligatorias

También presentará al Congreso el establecimiento de la boleta única electrónica para las elecciones nacionales.

El gobierno enviará en los próximos días al Congreso un proyecto de reforma electoral que impulsa la eliminación de la "obligatoriedad" de las elecciones primarias para definir candidatos y el establecimiento de la boleta única electrónica, al menos para los comicios generales.

El macrismo también tiene previsto avanzar en el Congreso con todos los proyectos referidos a la situación de las pequeñas y medianas empresas, sobre todo luego del traspié sufrido por el jefe el Frente Renovador, el diputado Sergio Massa, que dejó en claro que nadie tiene las riendas de la Cámara baja, y el del primer empleo.

Así lo informó una alta fuente parlamentaria del oficialismo que comentó que la agenda legislativa que se avecina tendrá como uno de los ejes centrales la referida reforma electoral, con "la continuidad del sistema de primarias abiertas pero sin obligatoriedad".

Sin obligación. "El presidente ha dicho, con mucho tino, que no podemos hacer votar a los ciudadanos cuatro veces en un año, por eso pensamos que hay que sacar la obligatoriedad en las primarias", dijo a DyN.

En ese contexto, explicó que "la intención es el voto opcional para afiliados e independientes, con el objeto de impedir la intervención de los afiliados de un partido en la interna de otra agrupación partidaria".

Además, la fuente consignó que la reforma impulsada por el gobierno incluirá la eliminación de la llamada lista sábana, al menos para el caso de los comicios generales, y en su reemplazo implementar la boleta única electrónica, que el macrismo introdujo en las últimas elecciones porteñas, siempre resistida por los partidos mayoritarios como el PJ y la UCR con el argumento de que es un instrumento de militancia casa por casa.

Voceros del oficialismo señalaron que "la boleta única, incluso electrónica, puede funcionar con tranquilidad para el caso de las elecciones generales, donde ya están definidos los principales candidatos y alianzas pero el problema se presenta en la instancia de las primarias", porque sobre todo a nivel municipal y provincial hay en cada elecciones la participación de innumerables listas y candidatos, lo cual hace muy dificultoso el recuento de votos.

De esta manera, el macrismo busca superar problemas como la falta de estructura y de militancia partidaria en todo el país, lo cual lo obliga a depender del extenso y tradicional entramado de la UCR. El tema de las Paso es lo que más cortocircuito parece generar dado que la cuestión de la no obligatoriedad puede provocar un zarandeo incluso en la interna de Cambiemos y así se expresó esta semana el radicalismo, en una reunión de la que participaron el presidente del comité nacional, José Corral, referentes como el mendocino Ernesto Sanz, senadores como Luis Naidenoff y Juan Carlos Marino, los ministros Julio Martínez (Defensa) y Oscar Aguad (Comunicaciones); el director del Plan Belgrano, José Cano; el vicegobernador bonaerense Daniel Salvador; y el diputado nacional Ricardo Alfonsín.

Los radicales analizaron la idea de aprobar este año un proyecto de reforma electoral que incluya la "boleta única, mayor tecnología, se elimine las colectoras", se incorpore la "auditabilidad del software" y "el financiamiento de los partidos"; pero remarcaron su intención de mantener las Paso como herramienta de selección de candidatos, a diferencia de algunos sectores del PRO que quieren suprimir las primarias.

Los otros temas que el macrismo quiere poner en movimiento en el Congreso son el plan de primer empleo, anunciado por el presidente a fines de abril, como respuesta a la ley antidespidos y que busca promover el ingreso a la actividad laboral de jóvenes de 18 a 24 años con beneficios e exenciones impositivas para las empresas, y los proyectos existentes para impulsar al sector pymes, en un contexto de problemas generados a partir de la devaluación, el tarifazo energético y la retracción del mercado interno.

Comentarios