Política
Miércoles 04 de Enero de 2017

El gobierno impulsa un proyecto para bajar la edad de imputabilidad de los menores

El ministro de Justicia, Germán Garavano, confirmó hoy que desde el Poder Ejecutivo se impulsará modificaciones en el régimen penal juvenil, que incluye bajar la edad de imputabilidad de los 16 a los 14 años, pero precisó que el proyecto será discutido todo este año por especialistas de Unicef y fuerzas políticas y recién será presentado luego de las elecciones legislativas.

El ministro de Justicia, Germán Garavano, confirmó hoy que el Gobierno impulsará modificaciones en el régimen penal juvenil, que incluye bajar la edad de imputabilidad de los 16 a los 14 años, pero precisó que el proyecto será discutido todo este año por especialistas de Unicef y fuerzas políticas y recién será presentado luego de las elecciones legislativas.
"La posición del Gobierno es que hay una situación (relacionada con el delito), sobre todo en la franja de 15 años, que debe ser abordada en la ley pero estamos abiertos a construir consensos con los expertos, con Unicef y con todo el arco político para que éste -una vez que salga de la discusión política- sea un tema que nos ocupe, porque sin jóvenes no tenemos futuro en nuestro país", subrayó.
"Quisimos que durante este año haya una discusión seria para que el tratamiento legislativo recién sea el año que viene y no en un año electoral".
Garavano sostuvo que la aspiración de la Casa Rosada es "tratar de hacer un abordaje temprano para evitar que el joven vaya entrando en el círculo vicioso, en esta cadena delictiva que tiene a los jóvenes no solo como victimarios sino como víctimas de los delitos".
"Quisimos que durante este año haya una discusión seria para que el tratamiento legislativo recién sea el año que viene y no en un año electoral", afirmó, en declaraciones a radio Nacional, y señaló que ese análisis estará a cargo de una comisión creada a tal efecto.
El ministro puntualizó que, desde 2016, las autoridades nacionales comenzaron "trabajar junto a Unicef, expertos y jueces de todo el país en un abordaje del régimen penal juvenil; una ley dictada durante la dictadura que debemos modificar".
Tras describir como "básicamente paternalista" la legislación vigente, Garavano expresó que la idea del Ejecutivo es avanzar en una "nueva ley basada en derechos, responsabilidades y obligaciones".
"Y dentro de esta discusión integral, que hace foco en el abordaje y tratamiento de los jóvenes, uno de los temas que se va a discutir es el de la edad de imputabilidad y el régimen de imputabilidad; es decir, no solo un tema de edad, sino también un tema vinculado a la carga de la prueba en relación a la imputabilidad de los jóvenes", especificó.
Si bien mencionó un documento de Unicef que juzga "razonable" que la "edad mínima de responsabilidad penal" se ubique "entre los 14y 16 años", Garavano admitió que "más allá" de ese texto, "la posición de ellos es no bajar la edad de imputabilidad. Y es una posición que respetamos -resaltó- y que va a ser oída en la mesa de discusión".
"Yo trabajé muchos años en la justicia de menores y si bien mediáticamente el foco se pone en la edad, creo que el problema es mucho más grave: tiene que ver con el abordaje de los jóvenes, con el tratamiento, con la posibilidad de reinserción escolar, laboral. Ese es el eje sobre el cual nosotros vamos a trabajar", aseveró.
El titular de la cartera de Justicia aclaró que, entre otras aristas, la de "la edad es una discusión que tiene que ver con el tema de la carga de la prueba".
"¿A quién le corresponde la carga de la prueba, sobre todo cuando son jóvenes de 15 años que están muy próximos a cumplir los 16? A lo mejor por un tema formal de si cumplió o no cumplió los años, tiene o no tiene responsabilidad, lo cual también es muy arbitrario", razonó.
Garavano especificó que, según informes que manejan las autoridades, respecto de las edades de ingreso al mundo del delito, "el salto mayor estadísticamente es a los 15, más que a los 14" por lo tanto, dijo, "ese es uno de los temas de discusión".
"El abordaje específico tiene que ver con cómo el Estado puede dar respuestas tempranas. Porque acá hemos pasado al punto de que solo se registran muchos de estos casos en relación a los jóvenes cuando cometen delitos graves o muy graves, y perdemos todo el universo inicial de cómo los jóvenes van ingresando lentamente al delito", destacó.
En tal sentido, el ministro planteó que "el joven no es que ingresa y mata a alguien o participa de un robo con armas sino que es todo un proceso de degradación y de abandono de ese joven por parte de la familia, del Estado, de la sociedad".

Comentarios