Política
Miércoles 28 de Junio de 2017

El gobierno decidió elevar el salario mínimo a 10 mil pesos pero recién dentro de un año

No hubo acuerdo en el Consejo del Salario y Trabajo laudó. Subirá en tres tramos, a $ 8.860 en julio, $ 9.500 en enero y $ 10 mil en julio de 2018.

El Ministerio de Trabajo dispuso anoche aumentar unilateralmente el salario mínimo en tres cuotas, al no arribarse a un acuerdo entre el gobierno, las cámaras empresarias y las centrales sindicales. El incremento será de 9,9% en julio y saltará al 17% a fin de año. Recién en julio de 2018, es decir dentro de un año, entrará en vigencia un aumento del 24%, hasta alcanzar los 10 mil pesos.

El laudo ministerial es inédito en la historia del Consejo del Salario Mínimo, que reúne a representantes de las centrales obreras, las entidades empresariales y el gobierno.

El ministro de Trabajo, Jorge Triaca, eligió esta vía luego de que los representantes de la Confederación General del Trabajo (CGT) y las dos facciones de la Central de Trabajadores de la Argentina (CTA) rechazaran la propuesta patronal de aumentar el piso salarial 20,3% en tres tramos y una oferta del gobierno nacional de 21,6% a completar en julio de 2018.

Los dirigentes sindicales llegaron a la mesa de negociación con un reclamo para llevar el salario mínimo, vital y móvil, de los actuales 8.060 pesos a 14.060 pesos, que es el límite de la pobreza.

Los tramos

La decisión final del Ministerio a cargo de Triaca eleva ese piso salarial un 24%, pero recién en un año. Es que los montos serán actualizados en tres tramos: $ 8.860 a partir de julio, $ 9.500 en enero y $ 10.000 en julio.

La CGT y ambas CTA rechazaron de forma total "la propuesta", por lo que el encuentro concluyó casi de manera intempestiva.

Esta es la primera vez en la historia desde la creación del organismo que gremialistas y empresarios no alcanzan un acuerdo.

Protestas

Pablo Micheli, jefe de la Central de los Trabajadores de la Argentina Autónoma (CTAA), evaluó que "la propuesta fue una verdadera vergüenza" y confirmó que "es hora de evaluar una protesta nacional y paros".

Otro de los protagonistas, Claudio Marín (secretario gremial de la CTA y adjunto de la Federación de Obreros y Empleados Telefónicos) rechazó "el comportamiento empresario y las coincidencias sutiles del gobierno con una propuesta irrisoria".

Según los dirigentes de todas las centrales, habrá reuniones de cada una de las conducciones por separado en los próximos días y, luego, comenzarán las conversaciones para evaluar "la mejor forma de protesta ante la insensibilidad de patrones y gobierno".

Si bien la dirigencia de la central obrera habí­a sido cautelosa en los últimos días respecto de las posibilidades de alcanzar los 15.000 pesos, ayer el camionero Pablo Moyano aseguró que la central obrera demandaría al igual que las CTA ese ingreso, lo que había sido anticipado la semana anterior por el triunviro Juan Carlos Schmid, aunque luego afirmó que "había que discutir".

El actual mínimo, vital y móvil es de 8.060 pesos. Esa suma se paga desde enero último, luego de haber sido elevado de 6.060 a 6.810 el 1º de junio de 2016 y a 7.560 a partir de septiembre de ese año.

Malestar sindical

Durante la mañana y parte de la tarde de ayer, manifestantes de las organizaciones de trabajadores informales Ctep y la Corriente Clasista y Combativa (CCC) protestaron frente a la sede de la cartera laboral, en Leandro N. Alem al 600, para pedir su inclusión en la reunión, lo que, al parecer, fue denegado por dos de los tres miembros del triunvirato de la CGT.

También hubo un acto del sector de la CTA Autónoma que se alejó de la conducción de Micheli, el que montó un escenario frente a la sede del ministerio, y allí los secretarios generales de ATE nacional, Hugo Cachorro Godoy, y de ATE-Buenos Aires, Oscar de Isasi, reclamaron que se suba el haber mínimo hasta los 15.000 pesos.

El integrante del triunvirato de la CGT Juan Carlos Schmid sostuvo anoche que la central obrera no podía aceptar "ni los plazos ni el monto" del aumento del 20,3% para el salario mínimo ofrecido por los empresarios en la reunión del Consejo del Salario Mínimo, Vital y Móvil.

El cónclave fue presidido por el ministro de Trabajo, Jorge Triaca, y del lado sindical estuvieron presentes, entre otros: el triunvirato que conduce la CGT, Carlos Acuña, Juan Carlos Schmid y Héctor Daer; Pablo Micheli (CTA) y Roberto Baradel (docentes), mientras que del sector empresario asistieron Daniel Funes de Rioja (UIA), Ignacio De Jauregui (Came) y Adelmo Gabbi (Bolsa de Comercio).

Cesyac reclama convocatoria al Observatorio de Precios

El Centro de Estudios Sociales y Acción Comunitaria (Cesyac) solicitó a la Secretaría de Comercio de la Nación que convoque "de manera urgente" al Observatorio de Precios para analizar las subas registradas en los productos de consumo masivo que se registraron en los últimos días.

Desde de la entidad denunciaron que en los últimos 15 días se llevaron a cabo aumentos de precios en productos de la canasta "de manera infundada y haciendo uso de la posición dominante" de las empresas proveedoras.

En la nota enviada a la cartera que dirige Miguel Braun, se indicó que en junio las principales marcas subieron los precios entre un 4 y 20% de productos como lácteos, aceite, polenta, galletitas, fideos, gaseosas, jugos, conservas y productos de limpieza.

"El observatorio tiene como objetivo analizar las distorsiones de precios que puedan existir en la cadena de valor de los principales productos y servicios de la economía", explicó Juan Marcos Aviano, director ejecutivo del Cesyac.

Comentarios