Política
Miércoles 21 de Junio de 2017

Cristina presentó Unidad Ciudadana y no confirmó si se postulará como candidata

La ex presidenta fue la única oradora en el lanzamiento oficial de su espacio político. Llamó a "ponerle un límite" al gobierno en las elecciones

La ex presidenta Cristina Kirchner lanzó ayer con un multitudinario acto en el estadio "Julio Humberto Grondona" el frente Unidad Ciudadana y convocó a "ponerle un límite a este gobierno en las próximas elecciones", aunque no confirmó si será candidata.

La ex presidenta fue la única oradora en el acto que, en coincidencia con el Día de la Bandera, se desarrolló en la cancha del Club Arsenal de Sarandí, donde el público presente le pidió que fuera candidata a senadora por la provincia de Buenos Aires.

"He tenido todos los honores y todos los cargos que ustedes me han dado. Vengo ahora a sumarme como una más, a poner el cuerpo", gambeteó la ex mandataria ante el insistente clamor de la militancia, que deberá esperar hasta el próximo sábado, la fecha tope para el cierre de listas, para conocer su decisión.

En un pasaje del discurso que inquietó a los simpatizantes kirchneristas que piden su candidatura, la dirigente expresó: "Ya no soy la joven aquella que quería cambiar el mundo. Los años pasan para todos".

"Unamos, porque lo que necesitamos es ponerle un límite a este gobierno en las próximas elecciones para frenar el ajuste", convocó la ex jefa del Estado.

En un acto que se caracterizó por la ausencia de liturgia peronista y que, por el contrario, buscó unificar bajo la consigna de exhibir únicamente los colores de la bandera, Cristina Kirchner criticó la "endogamia de los partidos" que lleva a que "los dirigentes terminen sintiéndose más importantes que la sociedad".

Embed

"Esta etapa histórica de agresión neoliberal no es una cuestión de partidos políticos", sentenció, y señaló que por ejemplo "las tarifas de servicios no vienen con el escudo del PJ, UCR o el Partido Comunista" sino con el logo de "Edenor, Edesur y las empresas que ya conocemos".

Al hacer un diagnóstico sobre la situación del país en el último año y medio, la ex mandataria advirtió sobre el retorno del "fantasma de la flexibilización laboral y el desempleo, y agregó que en esta etapa se suma también el problema de los "precios por las nubes y las tarifas de servicios impagables".

A su vez, se refirió a la nueva emisión de deuda a 100 años realizada por el gobierno y, cuando la militancia comenzó a cantar insultos, señaló: "No pongamos energías en insultos o en agravios, sino en movilizar a los ciudadanos. Venimos a ayudar y a construir, que para destruir ya están ellos. No me parece justo que nos hayan desorganizado la vida así. La gente tenía la vida organizada. A fin de mes tenía su sueldo, sabía cuánto podía gastar y ahorrar. Tenemos que volver a ordenar la vida de los argentinos", exhortó.

Gente común

Sobre el final de su exposición, Cristina fue invitando a subir al escenario a ciudadanos que en el último año y medio fueron "agredidos" en sus derechos por la política de Cambiemos.

Uno a uno fue presentando por su nombre de pila a becarios del Conicet, comerciantes, beneficiarios de pensiones por discapacidad, jubilados, estudiantes, empresarios pyme y referentes de comedores, fábricas recuperadas y clubes de barrio.

"Si tuviéramos que hacer una lista de todos los sectores agredidos creo que mañana nos encuentran todavía acá y sin haber terminado", bromeó la ex mandataria.

Para cerrar el acto, Cristina dijo que quiere "volver a ser parte de un movimiento político donde lo importante es el pueblo, los empresarios que tiene que dar trabajo y pagar salarios, los comerciantes que tiene que levantar la cortina todos los días", y remató: "Esto es unidad ciudadana".

La ex presidenta pronunció su discurso desde un escenario elevado unos metros sobre el nivel del césped, en tanto que en una de las bandejas de la tribuna se concentraron los dirigentes kirchneristas y del PJ, pese a que ese sello partidario no formará parte del frente electoral.

Entre ellos, se hicieron presentes Fernando Espinoza, Daniel Scioli, Axel Kicillof, Aníbal Fernández, Gabriel Mariotto, Martín Sabbatella, Edgardo Depetri, Carlos Castagnetto, Juliana Di Tullio, Eduardo Wado De Pedro, Diana Conti y Héctor Recalde.

También estuvieron los intendentes alineados con la ex presidenta como el anfitrión Jorge Ferraresi (Avellaneda), Mario Secco (Ensenada), Martín Insaurralde (Lomas de Zamora), Verónica Magario (La Matanza), Leonardo Nardini (Malvinas Argentinas), Patricio Mussi (Berazategui), Walter Festa (Moreno), Julio Pereyra (Florencio Varela), Alberto Descalzo (Ituzaingó) y Gustavo Menéndez (Merlo).

"He tenido todos los honores y todos los cargos que ustedes me han dado. Vengo ahora a sumarme como una más"

Comentarios