Política
Viernes 08 de Septiembre de 2017

Comienzan rastrillajes, en medio de más críticas

El juez federal de Esquel, Guido Otranto, ordenó ayer rastrillajes sobre el río Chubut, en la provincia homónima, en el marco de la investigación por la desaparición de Santiago Maldonado, a fin de descartar que el cuerpo del joven pueda aparecer sin vida flotando en el cauce. El operativo, a cargo de Prefectura, comenzará hoy y se estima que durará varios días.

Otranto aclaró que los agentes que participen no podrán ingresar al Pu Lof, el predio ocupado por la comunidad mapuche que protestaba en la ruta 40.

Según declaraciones de algunos mapuches que estuvieron presentes durante el operativo de Gendarmería realizado el 1º de agosto pasado, antes de ser visto por última vez el joven escapó hasta el borde del río pero no se animó a cruzarlo y fue detenido por los efectivos.

Paralelamente, la cuñada de Maldonado advirtió que la fiscal federal de Esquel, Silvina Avila, no quiere "atender" a la familia del joven desaparecido.

"La fiscal no nos quiere atender porque dice que somos violentos. Es una falta de respeto", afirmó Andrea Antico, esposa de Sergio Maldonado, hermano de Santiago. La mujer explicó que "la fiscal se agarra de una frase que le dijo Sergio, y por la que le pidió perdón, para no atender" a la familia.

En tanto, la abogada de la familia Maldonado, Verónica Heredia, consideró anoche que "sin fiscales que hagan su trabajo es imposible avanzar en una investigación" y denunció la existencia de registros de Gendarmería que se encuentran "adulterados".

Comentarios