Política
Martes 31 de Julio de 2012

Cavallero aseguró que Binner "miente" sobre su actuación durante la dictadura militar

El concejal del Partido del Porgreso Social (PPS) dijo no le otorga el benefcio de la duda al ex gobernador santafesino. "Y no soy yo solo, somos muchos", disparó.

El concejal del Partido del Progreso Social (PPS), Héctor Cavallero, volvió a la carga contra Hermes Binner. No sólo ,dijo que miente sobre algunos hechos que contó sobre su actuación durante de la dictadura sino que además aseguró que se reserva el derecho de la duda sobre si el ex gobernador de Santa Fe atendió a detenidos que habían sido torturados por militares.

"Yo voy a ser muy duro con él, vamos a hablar claro, yo el 6 de marzo, me sorprendió como creo que se sorprendió un montón de gente -señaló-, cuando el defensor de Díaz Bessone dijo que fue una dictadura cívico-militar y que había que sancionar también a los civiles y menciona a dos: a Rafael Martínez Raymonda y a Hermes Binner, y dijo que revisaba como médico a los pacientes que hacía tabicar previamente".

"Hace cuatro meses que lo vengo planteando y nadie me contestó", comentó Cavallero hoy, en declaraciones al programa "Trascendental", que se emite por La Ocho. Se refirió a la acusación que hizo Gonzalo Miño , defensor de Ramón Díaz Bessone, quien confirmó los dichos del imputado Carlos Altamirano en el juicio por delitos de lesa humanidad cometidos por la última dictadura militar respecto a que Hermes Binner habría atendido a torturados siendo médico de la asistencia pública.

"En un reportaje periodístico que le hacen a Binner me menciona a mí, por el Facebook que había escrito, y él lo primero que dijo fue "Cavallero es un mentiroso" y ahora toda la gente que lo rodea a él dice "Cavallero es un mentiroso", afirmó Cavallero. "Yo lo único que dije es lo que figura en las actas, que está grabado y filmado, en los tribunales federales de calle Oroño 940, que lo dijo Gonzalo Miño, que es el abogado de Díaz Bessone y Carlos Altamirano".

"¿Yo en qué miento?", enfatizó incontenible Cavallero. "En cuanto a las declaraciones de los violadores de los derechos humanos, hay dos tendencias: una que dice que no hay que escucharlos y hay otra, en la que está Horacio Verbitsky, quien hace pocos días dijo que aprendió mucho con (Adolfo) Scilingo, investigando sobre los aviones de la muerte, y que en del interrogatorio que le permitió sacar conclusiones muy importantes, que le permitieron esclarecer los hechos".

"Si alguna de estas dos personas hubiera dicho que Cavallero venía a sacarles sangre todos los días a los presos en el servicio de informaciones -añadió-, yo me pregunto qué hubiera dicho toda la gente que hoy me cuestiona a mí, y yo hubiera actuado de una manera totalmente distinta a la que actuó Binner".

Si hubieran hecho una acusación de ese calibre sobre él, Cavallero dijo que entraba a los tribunales y pedía que le tomen declaración. "Hago un escándalo si no me la toman y, en segundo lugar, lo denuncio a Minio y a Altamirano".

"Creo que son dos actitudes distintas", deslizó el concejal del PPS. "Además yo no le doy el beneficio de la duda a Binner -disparó-, que dice que él se desayuna ahora porque él es un funcionario de la provincia y había un organismo de Derechos Humanos de la provincia que seguía el juicio".

Consultado sobre si cuando era compañero de militancia de Binner en el socialismo tuvo alguna sospecha, Cavallero respondió: "Eso me lo reservo por ahora". Y agregó: "Yo, a raíz de la sorpresa que tuve, como la que tuvo todo el mundo, empecé a reflexionar y a averiguar cosas, y por ejemplo una de las cosas que me llamó la atención fue que Binner miente, porque dice que lo echaron por una ley que no se acuerda cuál es y no es así porque está todo escrito".

"El fue echado junto con el doctor Boris y el doctor Bebán, miembro de la comisión de acción política del Partido del Progreso Social, y él justamente, de palabra, fue un hecho negativo y agraviante -detalló Cavallero-. No fue echado de la
Unión Obrera Metalúrgica porque la obra social estaba intervenida por los militares".

Y concluyó: "Yo no quiero abrir opinión pero me reservo el derecho a la duda, y no soy yo solo, somos muchos".

Comentarios