Política
Domingo 16 de Julio de 2017

Carrió: "Macri es un millonario que llegó al poder, pero que terminará sin dinero"

La precandidata a diputada sostiene que Cristina es como Menem en el 2003, promete que si gana Cambiemos llegarán inversiones y acusa: "De Vido es más cómplice de la corrupción que Cristina".

"Mauricio Macri es un millonario que llegó al poder y va a terminar despojado, va a terminar sin dinero. A diferencia de los del PJ y Cristina, que llegan pobres al poder y terminan millonarios", afirma Elisa Carrió cuando se le recuerda la crítica de un sector de la oposición que linkea a Cambiemos como un gobierno de y para los ricos.

Lilita le pone el cuerpo y la voz a la defensa del gobierno y despeja una pregunta que le formula La Capital: ¿Cambiemos dura hasta que Carrió diga "nos vamos? En el marco de una extensa entrevista, la diputada nacional de la Coalición Cívica deja no menos de diez títulos a disponibilidad del periodista, pide el voto para la lista encabezada en Santa Fe por Albor Cantard y anuncia que a la Casa Rosada no irá más. "Demasiada energía negativa hay ahí", sintetiza, mientras toma un sorbo de Gatorade.

—La sensación que hay es que si Cambiemos gana, no será por la economía.

—Cuando se hace una gran fiesta y se saquea un Estado, la producción de un país, lo que viene no son medialunas. Pero hemos evitado ser Venezuela, ser Brasil. Cambiemos hizo una revolución en paz. No había reservas, con una inflación que iba a la híper, con autoritarismo, con todo eso ganamos en elecciones libres. Y es el único caso en América del Sur. A fin de año se bajará la inflación a la mitad, y no es fácil, tiene un costo. Hay retiro de dinero. A veces algunas señoras me dicen: "Lilita, me está faltando plata". Claro, porque antes estaba lleno de plata sin respaldo. De todos modos, vamos a crecer un 3 por ciento anual.

—¿Pero cómo van a bajar la inflación?

—No la estamos bajando por reducción del déficit fiscal. Pero vamos a tener que hacer esfuerzos porque la clase media no aguanta este nivel impositivo, no pueden sostenerse las pymes. Y por otro lado, se baja con la aparición de grandes inversiones. ¿Qué nos dicen los inversores japoneses? Nosotros invertimos si ustedes ganan las elecciones, porque está el cuco de que vuelva el pasado. Estas elecciones son decisivas. El gobierno aumentó el gasto social de manera significativa.

—Pero no es la percepción de buena parte de la sociedad, que considera que Macri gobierna para los ricos. De hecho, no hubo buenas noticias desde que asumió para la clase media.

—No es cierto que sea un gobierno para ricos. Aunque es verdad que es intolerable el nivel de impuestos, también provincial y municipal. Acá tienen que ayudar todos. Acabo de cobrar honorarios y tuve que pagar 35 por ciento de Ganancias, 21 por ciento de IVA, 10 por ciento de Caja Forense y 3 por ciento de Ingresos Brutos. Y esto, después de un juicio de 25 años. Hay que repartir y dar de nuevo.

—Rosario, según las encuestas, no es un buen lugar para Macri, pero hoy a usted casi no la dejan caminar en la peatonal Córdoba entre tantas selfies. ¿Qué le dice la gente?

—No creo que esté mal para Macri. Y le digo algo, y me va a creer: yo creo en el cambio de Macri. El es hijo de una persona que estuvo ligado a los peores negocios del Estado. Es un millonario que llegó al poder y va a terminar despojado, va a terminar sin dinero. A diferencia de los del PJ y Cristina, que llegan pobres al poder y terminan millonarios. No es cierto que sea un gobierno para ricos. Macri está enfrentado a su propia familia. No sólo que él no hace negocios, sino que hay gente de su familia que va a ir a la Justicia, y le puedo asegurar que es la decisión, porque no hay límites. Aparece como insensible y es mentira. Cuando ves lo que es hoy Constitución, no se puede creer. Es igual a Nueva York. Dicen que Retiro es mejor. Escúcheme, Rosario tiene las villas al lado del casino de Cristóbal López desde hace 20 años. En la Villa 20 están haciendo edificios de departamentos. No soy de tomar trenes ni el subte en la Capital Federal, porque tengo miedo de que me asesinen en esas cosas? Me quedé impresionada. ¿Qué gobierno de los ricos?

—Bueno, es como el kirchnerismo los llama a ustedes.

—¿Ellos fueron el gobierno de los pobres? Desmantelaron los hospitales de la provincia de Buenos Aires, vaciaron los oncológicos, las escuelas cerradas. El menemismo y el kirchnerismo destruyeron la educación pública de este país, eso es algo que hoy no se puede rebatir. ¿Qué pasó que ahora un pobre mendiga para que su hijo pueda ir a un colegio privado?

carrioLC.jpg
Cantard, carrió, Lehmann y Laspina.
Cantard, carrió, Lehmann y Laspina.

"No es verdad que Cantard, laspina y Lehmann no vivan en Santa Fe. Es como que me dijeran que yo no amo al Chaco" / @elisacarrio

—¿El hecho de que Cristina Kirchner, tan vituperada por algunos medios, esté en el centro de la escena y que el gobierno la pongo como el otro lado de la grieta, no demuestra que este gobierno está haciendo algo mal?

—Cristina es como Menem en el 2003. Es el miedo al cuco. Y después terminó con la Chechu, ¿se acuerda? Se cruzó por La Rioja a Chile como una ratita.

—¿Vidal y Macri le impidieron a usted ser candidata en provincia de Buenos Aires?

—Mi autoridad no depende de los cargos. Hoy soy candidata en ciudad de Buenos Aires para sostener a Cambiemos en todo el país, pero no quiero cargos. Los que necesitan cargos son tipos como (Ricardo) Lorenzetti, no yo. Tengo la certeza de que ganamos en octubre, no la esperanza. Yo pido el voto para Cambiemos para que haya justicia, porque si empatamos no actuarán los jueces. Tiene que haber un voto clamor de la sociedad para que haya verdad, justicia, condena y devolución del dinero. Mi relación con Macri es muy sincera, aunque yo a la Casa Rosada no voy más. Hay una energía rara, hay que limpiar un poco, es energía de negocios. El me dice que yo soy loca, la más inteligente, la más viva y que me quiere. Es el primer hombre de la política argentina que entendió.

—¿Que la entendió a usted?

—Sí. Los radicales me querían domesticar, pero eso es imposible.

—Cambiemos va a durar hasta que usted diga "nos vamos".

—No nos vamos. En el Acuerdo Cívico me querían sacar, porque molestaba. Y yo me fui. Pero a Cambiemos lo armé yo, es una cosas distinta. Lo armamos en un acuerdo personal, sincero, con Macri, mientras todos estaban de vacaciones. Se resistió al Círculo Rojo, a la vieja política que lo quería hacer ir con Massa. Y tuvo un costo personal y familiar enorme, yo lo veo a Macri. Yo lo defiendo al presidente, tendrá errores, porque es ingeniero. ¿Vio que todos los ingenieros tienen algún problema? Macri no entiende las sutilezas, pero tiene lógica como los ingenieros. Parece un tipo frío, pero no es insensible.

—Hay muy pocos líderes políticos en Argentina con un liderazgo frío como el de Macri.

—Les cuesta, como a Rodríguez Larreta, que está minuciosamente en todos los temas. No tienen esa relación "toquetera" con la gente, y eso en política se da o no se da. En cambio, yo ando a los abrazos con todo el mundo, menos con Durán Barba.

—¿Pero cómo hace para convivir con el macrismo siendo tan crítica con Duran Barba y Angelici, por ejemplo?

—A Angelici lo mandamos a la AFA, al fútbol, no está más en el gobierno. Fue una pelea ganada, en beneficio del presidente. El amparo que presenté en su momento contra Etchegaray fue en beneficio del presidente. No lo hago en beneficio personal, sino en favor de un Parlamento y de una Presidencia ejemplar. Yo los puteo a todos los de Cambiemos en el Congreso, los otros días traté de "pendejos" a algunos. Pero en el marco de eso, es muy afectuosa la relación, me hace acordar al bloque radical del 95 al 99, cuando yo entré a la Cámara de Diputados. Ese fue un gran bloque, con grandes amigos como Mario Negri, Elisa Carca, Raúl Alconada, Viti Fayad. Yo a Lucho Laspina lo adoro. No lo conocía, pero lo vi actuar como presidente de la comisión de Presupuesto y dije "chapeau". Como Lucila Lehmann, quien es odontóloga y trabajaba en Osde y dejó todo para construir Espacio Carrió. Y ojo que De Vido anda por acá.

—¿Cómo que De Vido anda por acá?

—Anda lavando por esta zona. Les aviso a las grandes empresas que el puerto de Rosario es un escándalo y que pongan controles.

—De Vido es el disco rígido de los K...

—Es el Sergio Odebretch, el cajero de Kirchner. Sabe todos los negocios: pesca, energía, Atucha, negocios agropecuarios con Irán, uranio. De Vido es más cómplice de la corrupción que Cristina, porque, en realidad, Cristina lo deja para que continúe con los negocios de Néstor. De Vido es el fiel obediente de la matriz de saqueos.

—¿Que gane Cambiemos en Santa Fe es una puerta de ingreso a la Gobernación en 2019?

—Para mí ganar la provincia de Santa Fe sería el premio mayor de mi vida política. Mi vida política nació acá hace 23 años, la edad de mi hijo menor, en la Convención Constituyente. Mis abuelos son de Santa Fe. Fue la provincia que me apoyó en los momentos más difíciles de mi vida política. Después del 1.8% que saqué en 2011 todos me pedían perdón, y ahora me dicen gracias. En 2003 y 2007 fui la más votada. Pero a los que me dicen "gracias" les pido que voten la lista de Cambiemos. Dejo mi vida física, familiar, los bienes, por esta lucha que llevo adelante. No importan las cuestiones locales, eso se dirimirá en el futuro, es irrelevante. Lo relevante es hacer e siempre el camino correcto. Si Cambiemos pierde, se esquiva a la Justicia. Esa es la amenaza mafiosa de De Vido. Que hable De Vido, igual va a ir preso de por vida. Piensen que estamos peleando contra un régimen de impunidad de setenta años.

—Boasso dice que ninguno de los tres primeros candidatos a diputado vive en Santa Fe...

—Están permanentemente en la provincia de Santa Fe. ¡Es como que me digan a mí que yo no amo a la provincia de Chaco!

Comentarios