Política
Martes 20 de Diciembre de 2016

Blanqueo: aseguran que el presidente presionó a Massa

Felipe Solá ratificó la presentación de un amparo contra el decreto que abrió el sinceramiento fiscal a allegados a funcionarios

El diputado nacional Felipe Solá (Frente Renovador, FR) aseguró ayer que el presidente Mauricio Macri "presionó" a su par de bancada Sergio Massa para incluir familiares al régimen de sinceramiento fiscal durante su tratamiento en el Congreso.

Además, el legislador confirmó la presentación de una medida de amparo, la semana pasada, para que la Justicia "impida que los familiares blanqueen" y "que lo haga retroactivamente a julio o a la fecha del decreto" del presidente Mauricio Macri, que amplio la nómina de los que pueden ingresar al beneficio.

Acerca de la discusión de la norma en la Cámara baja, Solá reveló: "Se recibieron presiones directas esa noche y llamados directos, sobre todo Massa, quien rechazó. El había recibido llamados directos del presidente para que no pusiéramos ese artículo" que excluía a los familiares del régimen.

"Sacaron un decreto reglamentario de la ley que decía que había que interpretar con sentido restrictivo quiénes podían blanquear y quiénes no. Y estaba bien. Cuatro meses después, sorpresivamente, sacan otro decreto en el cual, al final, el artículo sexto dice que podrán blanquear esos parientes que tenían prohibido (hacerlo) en la norma, si pueden demostrar que los bienes que tenían en negro los poseían antes de que fuera nombrado el funcionario en cuestión", reseñó Solá.

Hace una semana, el fiscal federal Guillermo Marijuán impulsó una denuncia de la diputada nacional Victoria Donda (Libres del Sur) contra Macri por haber ampliado por decreto las posibilidades del blanqueo de activos a familiares de funcionarios.

La denuncia apunta también al ministro de Hacienda nacional, Alfonso Prat Gay, y al jefe de Gabinete, Marcos Peña.

Para el ex gobernador bonaerense, "esto es doblemente grave, porque violaba la ley, directamente diciendo que se puede lo que no se puede".

"El decreto tiene una enorme falta de ética, además. Es inconstitucional en nuestra idea, estamos seguros de eso. El otro tema es que si un presidente es millonario, no es pecado. Si su padre es multimillonario, tampoco. Es algo que puede ocurrir, pero debe tener el doble del decoro normal", resaltó el diputado massista.

Según Solá, se trata, "primero, de un tema de ética y, segundo, de un tema de violación de la ley por parte de un decreto". Y añadió: "El Ejecutivo no puede violar la letra ni el espíritu de lo que quisieron los legisladores".

"Eso es lo que denuncio. Me tocó firmar la presentación ante el fuero Contencioso-Administrativo y cayó en el juzgado de Ernesto Marinelli", precisó.

Comentarios