Cristina
Sábado 04 de Marzo de 2017

Báez se despegó de Cristina y dijo que su trato con ella era "esporádico"

El empresario detenido negó irregularidades en la causa que investiga presunto lavado de dinero en la empresa de la familia Kirchner

El empresario detenido Lázaro Báez negó ayer cualquier irregularidad en la contratación de propiedades de la empresa Los Sauces, de la familia Kirchner, y dijo que no tiene ninguna relación con la ex presidente Cristina Fernández de Kirchner, "solo respeto por ser la mujer de Néstor Carlos Kirchner", a quien definió como su amigo.

"No tengo relación con Cristina Fernández de Kirchner, solo respeto por ser la mujer de Néstor Carlos Kirchner", declaró Báez en su indagatoria ante el juez federal Claudio Bonadio y el fiscal Carlos Rívolo.

De todas las indagatorias que tuvo Báez, esta es la primera en la que aceptó contestar preguntas. En las anteriores —por lavado de dinero y por irregularidades en la obra pública— siempre presentó escritos y se negó a responder. Ayer hizo ambas cosas.

En el inicio de la indagatoria, que se prolongó por casi dos horas, Báez fue consultado sobre qué relación tiene con los accionistas de Los Sauces, que eran Néstor y Cristina Kirchner y sus hijos Máximo y Florencia.

"Amigo personal de Néstor, Cristina Fernández de Kirchner la mujer de Néstor (sic), a Máximo lo he visto un par de veces, no he tenido mayores contactos y a la hija no he tenido relación porque siempre ha estudiado en la ciudad de Buenos Aires, la he visto cuando murió su padre. Con Romina Mercado (presidente de Los Sauces y sobrina de Cristina Kirchner) una relación puntual, momento muy particulares como en el fallecimiento, en la visita al mausoleo, pero no tengo relación con ella", declaró Baéz.

El fiscal Rívolo le preguntó de manera puntual sobre Cristina Kirchner. "No tengo relación con Cristina Fernández de Kirchner, solo respeto por ser la mujer de Néstor Carlos Kirchner", contestó el empresario detenido.

Rívolo también le preguntó con quién continuó la relación en Los Sauces después de la muerte de Néstor. "Del Grupo Báez lo realizaba el departamento de contrataciones, respecto de Los Sauces SA no lo sé", declaró.

Báez dijo que la contratación de propiedades de Los Sauces era para alojar a personal especializado que venía de otras provincias. "La evolución comercial de las compañías requirieron la contratación de inmuebles, a los efector de satisfacer la inclusión", declaró y agregó que contrataba con las seis o siete inmobiliarias que hay en Río Gallegos en la misma modalidad y condiciones.

El empresario se desligó de haber tomado la decisión personal de contratar con Los Sauces. "Venía aprobado del departamento de contrataciones normalmente y la autorización final siempre le correspondía al grupo gerencial por la inclusión en el presupuesto de gastos, que normalmente siempre llevaba mi firma", dijo.

La única pregunta que Báez se negó a contestar fue si alguna de sus empresas remodelaron la casa de Cristina Kirchner en Río Gallegos y si en esa misma ciudad construyó tres complejos de departamentos propiedad de Los Sauces.

También defendió a su empresa ("todo el mundo pensaba que el grupo Báez era una tarjeta y se encontraron con una empresa organizada") y la forma en que operaba ("todas las relaciones comerciales de cualquier tipología se efectuaban en forma bancarizada porque el grupo estaba considerado gran contribuyente y tenían continuamente supervisión fiscal").

En la causa se investiga el presunto lavado de dinero y pago de coimas en el alquiler que los empresario Báez y Cristóbal López hacían de propiedades de Los Sauces.

La sospecha es porque se trata de empresarios allegados a los Kirchner que recibieron muchos negocios durante el kirchnerismo. Las indagatorias continuarán el próximo lunes con Máximo y Florencia Kirchner y el martes con Cristina.

Comentarios