Política
Martes 26 de Septiembre de 2017

Aseguran que María Julia fue una "perseguida"

Su hijo Alvaro Erize declaró que fue una "perseguida" por los varios juicios que afrontó por delitos de corrupción y por el tiempo que estuvo presa.

La ex funcionaria menemista María Julia Alsogaray fue sepultada ayer en el cementerio de la Recoleta y su hijo Alvaro Erize declaró que fue una "perseguida" por los varios juicios que afrontó por delitos de corrupción y por el tiempo que estuvo presa.

"Estaba tranquila, peleó hasta el final, nunca se escondió, defendió lo que ella creía. En los últimos doce años se probaron las falsedades que se dijeron. No hay peor ciego que el que no quiere ver", afirmó Erize en la puerta de la sala velatoria del barrio porteño de Palermo.

Acerca de si creía que su madre fue una "perseguida", el hijo de Alsogaray respondió: "Sí, ¿pero qué diferencia hay? A mí ya no me hace diferencia hablar de esto".

Tanto al velatorio como al cementerio de la Recoleta se acercaron fundamentalmente familiares y amigos, pero no representantes del ambiente político.

En los avisos fúnebres publicados por un matutino porteño la despidieron el empresario Cristiano Ratazzi, su ex compañero de gabinete José Armando Caro Figueroa y Alberto Albamonte, ex diputado nacional ( Ucedé) y hoy empresario hotelero, entre otros. Al cementerio llegó también el ex gobernador correntino José Antonio Romero Feris.

Comentarios