visita en la cárcelinterna gremial
Lunes 02 de Enero de 2017

Aseguran que hay una "clara animosidad del poder político"contra Sala

Alberto Fernández, ex jefe de Gabinete, estuvo el sábado junto a la líder de la Túpac Amaru y reclamó su libertad

Tras su visita al penal de Alto Comedero, donde Milagro Sala se encuentra detenida desde hace un año, el ex jefe de Gabinete Alberto Fernández consideró que existe una "clara animosidad del poder político de Jujuy" contra la líder de la Túpac Amaru, de quien dijo que debería estar libre porque la asiste el "principio de inocencia" hasta que "se pruebe lo contrario".

El dirigente del Frente Renovador (FR) marcó como una situación procesal irregular el hecho de que sólo esté privada de la libertad la dirigente social kirchnerista y hayan quedado afuera de la lupa de la Justicia los intendentes que entregaron los fondos para la construcción de viviendas que, supuestamente, no fueron erigidas.

"¿Por qué (Sergio) Schoklender está libre y Milagro está presa? ¿Por qué los intendentes por los que pasó el dinero no están en la causa? La única explicación que hay es que existe, respecto de Sala, una clara animosidad del poder político de Jujuy, que tiende a someterla", analizó.

En tanto, Fernández coincidió con la lectura suscrita por el kirchnerismo y algunos sectores de la izquierda respecto de que la detención sin condena de Sala es una suerte de acción aleccionadora sobre el conjunto de la dirigencia opositora y el movimiento popular, para mantener a raya la protesta.

"Al gobierno de Jujuy le sirve para ofrecer una suerte de metamensaje a los opositores, para decirles "ojo con lo que hacen, porque les puede pasar lo mismo que a Milagro", subrayó el dirigente massista.

Según sostuvo, "en la legislación argentina el principio de inocencia rige hasta que se pruebe lo contrario", por lo que "una persona tiene derecho a estar en libertad mientras el proceso se sustancia".

Fernández aclaró que su visita a Sala no se debió a compartir una ideología en común ni ser "socio político" de ella sino para "preservar el estado de derecho, que es algo que costó mucho" recuperar luego de la última dictadura militar.

"Cuando una persona está injustamente detenida, toda la sociedad, como tal, debe sentirse resentida. Esto lo hago por todos y para preservar el estado de derecho, que es algo que nos costó mucho. Le toco a Milagro, pero le puede ocurrir a cualquiera", reflexionó.

Al respecto, añadió: "Cuando flexibilizamos los criterios legales y empezamos a permitir estas cosas, el riesgo es muy grande. Que Human Rights Watch haya vuelto a poner al país en una lista de países que detiene ilegalmente a la gente, me parte el alma. La Argentina, que fue modelo de juzgamiento de la dictadura. ¿Cómo se entiende que esté ocurriendo?".

El sábado, Fernández visitó a Sala en el penal donde se encuentra recluida. Y sostuvo que su detención "es arbitraria", al tiempo que le pidió al gobernador de Jujuy, Gerardo Morales, "que no cometa el error de persistir en esto".

El dirigente del Frente Renovador se expresó al ingresar al penal en el que Sala está detenida desde enero pasado, hecho que fue cuestionado por organismos internacionales y que tiñó de polémica las sentencias dictadas en su contra la semana pasada por la Justicia jujeña.

"Estoy convencido de que la detención de Sala, a quien es la segunda vez que voy a ver y con quien seguramente tengo más diferencias que coincidencias, es arbitraria", afirmó el ex funcionario nacional.

Al respecto, precisó: "Desde que la Argentina suscribió al Pacto de San José de Costa Rica, todos tenemos derecho a soportar un proceso en libertad y sólo podemos ser encarcelados cuando las condenas están sobre nosotros".

Comentarios