Política
Domingo 04 de Junio de 2017

A los 91 años murió el represor Díaz Bessone, condenado por delitos perpetrados en Rosario

Condenado a perpetua por crímenes del terrorismo de Estado, gozaba de arresto domiciliario. Entre 1975 y 1976 fue jefe del II Cuerpo de Ejército.

El represor y ex comandante del II Cuerpo de Ejército durante la última dictadura cívico militar Ramón Genaro Díaz Bessone falleció ayer en su casa de Barrio Norte, en la Capital Federal, donde se encontraba bajo arresto domiciliario luego de que fuera condenado por delitos de lesa humanidad. Tenía 91 años de edad. La noticia fue confirmada por su abogado defensor, Gonzalo Miño.

   El ex militar, nacido en Mendoza y quien ocupó en 1976 el cargo de ministro de Planeamiento en el gabinete del dictador Jorge Rafael Videla, estaba condenado a prisión perpetua por delitos de lesa humanidad, sentencia que le fue dictada en 2012 en los Tribunales Federales de Rosario.

   "Murió pasado el mediodía. Me llamaron sus familiares desde Buenos Aires", comentó Miño a La Capital, quien detalló que la salud de Díaz Bessone "se había deteriorado mucho y prácticamente ya no hablaba; permanecía en la cama, la mayor parte del tiempo durmiendo".

   "Estuve con él hace unos 15 días, se veía muy mal", agregó el abogado rosarino, quien asumió la defensa del represor en 2004, en la primera etapa del proceso judicial de la denominada megacausa Feced.

El represor y ex comandante del II Cuerpo de Ejército durante la última dictadura cívico militar Ramón Genaro Díaz Bessone falleció ayer en su casa de Barrio Norte, en la Capital Federal, donde se encontraba bajo arresto domiciliario luego de que fuera condenado por delitos de lesa humanidad. Tenía 91 años de edad. La noticia fue confirmada por su abogado defensor, Gonzalo Miño.

   El ex militar, nacido en Mendoza y quien ocupó en 1976 el cargo de ministro de Planeamiento en el gabinete del dictador Jorge Rafael Videla, estaba condenado a prisión perpetua por delitos de lesa humanidad, sentencia que le fue dictada en 2012 en los Tribunales Federales de Rosario.

   "Murió pasado el mediodía. Me llamaron sus familiares desde Buenos Aires", comentó Miño a La Capital, quien detalló que la salud de Díaz Bessone "se había deteriorado mucho y prácticamente ya no hablaba; permanecía en la cama, la mayor parte del tiempo durmiendo".

   "Estuve con él hace unos 15 días, se veía muy mal", agregó el abogado rosarino, quien asumió la defensa del represor en 2004, en la primera etapa del proceso judicial de la denominada megacausa Feced.

Condenado en la causa Feced

Díaz Bessone cumplía prisión domiciliaria a raíz de la condena a perpetua dictada en 2012 en los Tribunales Federales de Rosario. Donde fue sentenciado en la llamada megacausa Feced, que investigó los crímenes de lesa humanidad perpetrados en el Servicio de Informaciones (SI), que funcionaba en la entonces Jefatura de Policía de Rosario, uno de los mayores centros clandestinos de detención de la provincia de Santa Fe.

   Ese mismo año, los mismos tribunales decidieron que "no estaba en condiciones psíquicas" de afrontar otros juicios, y de esta manera eludió comparecer en otros procesos en los que era requerido.

   Como los demás represores, recibió el beneficio del indulto que dictó en diciembre de 1989 el ex presidente Carlos Menem, pero el 4 de abril de 2005 la Justicia declaró inconstitucional dicho perdón y Díaz Bessone fue procesado como organizador de una asociación ilícita agravada en el marco de la causa Feced, donde se le imputan 38 delitos de privación ilegítima de la libertad en concurso con tormentos y 15 casos de desaparición forzada de persona.

   En 2012 el tribunal decidió no volver a juzgar a Díaz Bessone porque consideró que "no estaba en condiciones psíquicas para afrontar el juicio". Desde entonces cumplía prisión domiciliaria en su domicilio de la Capital Federal.

   Su primer cargo público lo ocupó en mayo de 1973, cuando se hizo cargo de la Gobernación de la provincia de Mendoza como interventor federal de facto entre marzo y mayo de ese año, es decir meses antes de la asunción del ex presidente Héctor Cámpora.

   Entre septiembre de 1975 y octubre de 1976 ocupó la comandancia del II Cuerpo de Ejército, con sede en Rosario y como tal fue jefe de la Zona Militar Nº2, que abarcaba las provincias de Formosa, Chaco, Santa Fe, Misiones, Corrientes y Entre Ríos. Desde ese cargo tuvo bajo su responsabilidad los centros clandestinos de detención organizados en esas provincias.

Duro entre duros

Dentro del gobierno militar integró el llamado grupo de "los duros", integrado también por Luciano Benjamín Menéndez, Santiago Omar Riveros y Carlos Guillermo Suárez Mason, quienes se oponían al grupo que comandaban Videla y el ex general Roberto Viola, más proclives a establecer cierto nivel de diálogo con algunos sectores políticos. Tenía un plan para una entrega gradual del gobierno al poder civil que se extendía hasta el año 2000.

   Tras el indulto, Díaz Bessone creó la Fundación Año 2000, desde donde adhería un pensamiento nacionalista y desarrollista. También dirigió el Círculo Militar. En 1999, Díaz Bessone expulsó de esa institución al ex comandante en jefe del Ejército Martín Balza. Fue una manera de resolver la discusión sobre la manera en que el Ejército desplegó el terrorismo de Estado. Díaz Bessone defendía lo hecho durante la dictadura y Balza había hecho una autocrítica.

   El 25 de octubre de 1976 fue designado por Videla como ministro de Planeamiento. Desde esa función proponía la creación de una Nueva República, fundada en una "democracia cívico-militar" a partir de 1990.

   Las ideas "planificadoras" de Díaz Bessone generaron las resistencias de los sectores liberales de la dictadura, encabezados por el ministro de Economía José Alfredo Martínez de Hoz. El enfrentamiento con este último lo obligó a renunciar el 30 de diciembre de 1977.Díaz Bessone cumplía prisión domiciliaria a raíz de la condena a perpetua dictada en 2012 en los Tribunales Federales de Rosario. Donde fue sentenciado en la llamada megacausa Feced, que investigó los crímenes de lesa humanidad perpetrados en el Servicio de Informacion

es (SI), que funcionaba en la entonces Jefatura de Policía de Rosario, uno de los mayores centros clandestinos de detención de la provincia de Santa Fe.

   Ese mismo año, los mismos tribunales decidieron que "no estaba en condiciones psíquicas" de afrontar otros juicios, y de esta manera eludió comparecer en otros procesos en los que era requerido.

   Como los demás represores, recibió el beneficio del indulto que dictó en diciembre de 1989 el ex presidente Carlos Menem, pero el 4 de abril de 2005 la Justicia declaró inconstitucional dicho perdón y Díaz Bessone fue procesado como organizador de una asociación ilícita agravada en el marco de la causa Feced, donde se le imputan 38 delitos de privación ilegítima de la libertad en concurso con tormentos y 15 casos de desaparición forzada de persona.

   En 2012 el tribunal decidió no volver a juzgar a Díaz Bessone porque consideró que "no estaba en condiciones psíquicas para afrontar el juicio". Desde entonces cumplía prisión domiciliaria en su domicilio de la Capital Federal.

   Su primer cargo público lo ocupó en mayo de 1973, cuando se hizo cargo de la Gobernación de la provincia de Mendoza como interventor federal de facto entre marzo y mayo de ese año, es decir meses antes de la asunción del ex presidente Héctor Cámpora.

   Entre septiembre de 1975 y octubre de 1976 ocupó la comandancia del II Cuerpo de Ejército, con sede en Rosario y como tal fue jefe de la Zona Militar Nº2, que abarcaba las provincias de Formosa, Chaco, Santa Fe, Misiones, Corrientes y Entre Ríos. Desde ese cargo tuvo bajo su responsabilidad los centros clandestinos de detención organizados en esas provincias.


Comentarios