Policiales
Domingo 05 de Marzo de 2017

Ya son 10 los policías de la URXI imputados por una asociación ilícita

Todos prestaban servicios en la UR XI y la comisaría 1ª de Esperanza. Les achacan peculado, cohecho, extorsión y falsedad de documentos.

Cuatro policías que prestaban servicios en la Unidad Regional XI con asiento en la ciudad de Esperanza, en el departamento Las Colonias, fueron imputados ayer a la mañana como integrantes de una asociación ilícita por la cual hay otros cinco integrantes de la fuerza ya acusados y detenidos, y otro más que será imputado la semana entrante por cometer una serie de delitos que van desde peculado y cohecho hasta la malversación de fondos e incumplimiento de los deberes de funcionario público. De esta manera ya son diez los policías que, junto a dos civiles, quedaron a disposición de las fiscales María Laura Urquiza y Mariela Jiménez, quienes en la audiencia de ayer ampliaron la acusación para todos los uniformados como integrantes de una asociación ilícita.

Según la hipótesis de trabajo del Ministerio Público de la Acusación los diez policías, ocho de los cuales prestaban servicios en la comisaría 1ª de Esperanza, junto a los dos civiles, están implicados en una red de complicidades que tenían como eje a la Inspección de Zona con sede en esa localidad de 40 mil vecinos ubicada a 30 kilómetros al noroeste de la capital provincial. Sin embargo, es poco lo que se sabe de los roles que cada uno de ellos ocupaba en la organización ya que, aunque resulte extraño, todo el proceso judicial se está haciendo a puertas cerradas y lo que se conoce sobre la causa oficialmente es a través del área de prensa de la Fiscalía Regional de Santa Fe contrastados con escasas versiones recabadas entre distintas fuentes.

En medio de ese hermetismo, un vocero tribunalicio sostuvo que "en las audiencias se ventilan hechos que podrían hacer peligrar el resto del expediente, que tiene una complejidad destacable. Hay muchas actas apócrifas secuestradas y se está en un momento donde en el afán de conseguir una situación procesal mejor los policías se están ensuciando entre ellos", justificando así que las audiencias no sean de carácter público, como lo sostiene el Código Procesal Penal puesto en vigencia en la provincia en 2014.

Detenidos e imputaciones

Las últimas detenciones se produjeron el jueves pasado y ayer a la mañana en la ciudad de Santa Fe el juez de Investigación Penal Preparatoria (IPP) Jorge Pegassano imputó a los cuatro agentes apresados en sus viviendas de Esperanza, las cuales también fueron allanadas. Esos uniformados, como los anteriormente arrestados, fueron acusados por integrar una asociación ilícita dedicada a cometer delitos contra la administración pública, los que en la calle se conocen como actos de "corrupción".

Entre los delitos se imputó "peculado", que es cuando una persona se queda con dinero público que debía administrar; el abuso de autoridad por acción u omisión conocido como "incumplimiento de los deberes del funcionario publico"; el cohecho (soborno); la malversación de caudales públicos y el enriquecimiento ilícito.

Según el área de Prensa de la Fiscalía Regional Santa Fe, el miércoles ya habían sido imputados cinco policías en una audiencia presidida por el juez Nicolás Falkenberg. Las fiscales Urquiza y Jiménez acusaron al comisario J.A.B. (jefe de la 1ª Zona de Inspección de la Unidad Regional XI) por la supuesta comisión de los delitos de cohecho, peculado y violación de pruebas y documentos y quedó detenido; al oficial G.S. (jefe de sumarios de la comisaría 1ª de Esperanza y secretario del jefe de Inspección) de peculado y encubrimiento (ver aparte); al subcomisario M.A.M. (jefe de la comisaría 1ª de Esperanza) por falsificación de documento público, peculado de servicios públicos e incumplimiento de los deberes de funcionario público; a la subjefa de la citada comisaria, M.C.M., la acusaron de incumplimiento de los deberes de funcionario público, ocultamiento de medios destinados a servir de prueba ante la autoridad y resistencia a la autoridad; a su pareja, el sargento J.P.P., le imputaron resistencia a la autoridad y estará ajeno a la maniobra investigada por las fiscales Jiménez y Urquiza. Los tres últimos seguirán el proceso en libertad en tanto un civil no identificado e imputado por el delito de robos reiterados quedo bajo prisión preventiva.

En cuanto a los últimos cuatro detenidos trascendió que F.O.C. fue inculpado por asociación ilícita, tentativa de extorsión (en tres oportunidades) y violación de pruebas y documentos; el oficial G.F.B. fue imputado por asociación ilícita, tentativa de extorsión (en dos oportunidades), amenazas coactivas y violación de pruebas y documentos; al agente M.A.A. le achacaron asociación ilícita, tentativa de extorsión, amenazas coactivas y violación de prueba y documentos; y al suboficial J.C.M. le imputaron asociación ilícita, tentativa de extorsión y violación de pruebas y documentos.

Desligados de robos

Además de los cuatro policías detenidos el jueves e imputados ayer, de los otros cinco agentes uno quedó detenido con prisión preventiva, tres recuperaron su libertad y otro será sometido a un juicio abreviado. En tanto, hay otro policía más que será imputado en los próximos días y dos civiles que también están involucrados en el caso.

Al día siguiente de las detenciones que dieron paso al escándalo, la fiscal Urquiza declaró ante los medios esperancinos que "en principio (las detenciones) no estarían relacionados a investigaciones sobre robos producidos en la ciudad (Esperanza) sino a delitos de cohecho y peculado porque habrían pactado favorecer a alguien en algún proceso de investigación y también haberse hecho de elementos secuestrados a causas judiciales".

Comentarios