Policiales
Viernes 13 de Octubre de 2017

Volvieron a suspender audiencia imputativa al jefe policial de Rafaela

Su abogado dijo que "no estaba en condiciones físicas ni psicológicas" para afrontarla. Se estaría evaluando la acusación por los alcances que tendría

La audiencia imputativa programada para la tarde de ayer en la cual iba a ser acusado el jefe de la Unidad Regional V de la policía santafesina, Adrián Rodríguez, fue suspendida sorpresivamente una vez más porque el oficial "no está en condiciones físicas ni psicológicas de presentarse a tal instancia", según lo dicho por su abogado defensor Romeo Díaz Duarte en la antesala de una oficina del Ministerio Público de la Acusación de la ciudad de Santa Fe. De esta manera, el trámite volvió a postergarse por segunda vez en 24 horas y hasta anoche no se sabía cuándo se iba a realizar ya que al estar el jefe policial en estado de libertad no hay plazos legales establecidos para su concreción.

El oficial Rodríguez, titular de la Jefatura del departamento Castellanos, fue apresado el lunes pasado en el marco de una investigación que llevan adelante los fiscales Roberto Apullán y María Laura Martí por la presunta comisión del delito de cohecho pasivo cometido cuando estuvo al frente de la Unidad Regional I, en el departamento La Capital. Tras el arresto allanaron su despacho y su vivienda de la ciudad de Santo Tomé en busca de pruebas.

Tras la detención, se anunció que el miércoles se realizaría la audiencia imputativa contra el comisario mayor, aunque llamativamente pocas horas antes de que la misma se concrete Rodríguez recuperó la libertad por disposición del Fiscal Regional Carlos Arietti, quien no dio explicación alguna acerca de su decisión aunque manifestó que continúe la investigación con el funcionario en libertad. Sólo se supo por medio de agentes de prensa de la Fiscalía que la audiencia pasaba al jueves, pero ayer el trámite volvió a quedar trunco porque Rodríguez "no está en condiciones físicas ni psicológicas de presentarse a tal instancia", según el abogado.

Cohecho pasivo

Respecto a la posible imputación que le harían los fiscales a Rodríguez, ésta no sólo sería por cohecho pasivo en el manejo irregular de las denominadas horas Ospe (horas extras realizadas por los agentes) sino que se sumarían otros hechos que alcanzarían a sus superiores, con algunos de los cuales habría mantenido conversaciones telefónicas que los comprometerían seriamente.

En ese orden, su abogado dijo que "al no realizarse la audiencia no pudimos conocer la materialidad de los hechos que se le atribuyen", y añadió que Rodríguez está a disposición de los fiscales "para que se aclare esta situación", lo que ayer no ocurrió.

Rodríguez alcanzó la jefatura de la URI en los primeros días de enero de 2015 en medio de una conflictiva situación para el gobierno provincial, cuando el entonces designado comisario Juan Pablo Garro (cuestionado por la exhibición de simbología nazi en su despacho) renunció a pocos días de asumir. En ese entonces, Rodríguez ya había sido apuntado como subjefe de la misma unidad pero rápidamente llegó a lo más alto.

Así estuvo unos 20 meses al frente de la policía de la ciudad de Santa Fe para luego ser trasladado al departamento Castellanos a mediados de agosto de 2016, casi en forma paralela al alejamiento del jefe de policía de la provincia Luis Bruschi, a quien reemplazó el actual director general José Luis Amaya.

Comentarios