Policiales
Jueves 13 de Abril de 2017

Vilches negó organizar un traslado de droga desde la cárcel de Piñero

"Desconozco el hecho que se me imputa. No conozco a las personas acusadas en este caso salvo a mi hermana Gisela".

"Desconozco el hecho que se me imputa. No conozco a las personas acusadas en este caso salvo a mi hermana Gisela. No hablé por celular con nadie de ellos porque no tengo uno en mi celda y además porque en el penal hay un sistema de inhibición que no permite hacer llamadas". Eso dijo Leandro Vilches, un miembro de Los Monos que ayer fue imputado en los Tribunales Federales de organizar desde la cárcel de Piñero el traslado de cien kilos de marihuana interceptados seis días atrás en la zona oeste.

Vilches, de 30 años, está acusado de regentear bunkers de droga en la República de la Sexta donde estuvo domiciliado hasta ser detenido en diciembre de 2013. Entonces le imputaron pertenecer a la asociación ilícita liderada por la familia Cantero, por lo cual irá a juicio este año. En ese mismo trámite responderá como partícipe del asesinato por venganza de Diego Demarre, dueño del boliche de Villa Gobernador Gálvez donde mataron a Claudio "Pájaro" Cantero. Por ese crimen responderá como autor Ariel Máximo "Guille" Cantero, de quien Vilche fue considerado un estrecho allegado.

Escuchas

Tras una investigación de seis meses con intervenciones telefónicas y otras medidas, el fiscal federal Federico Reynares Solari pidió la semana pasada interceptar tres vehículos provenientes del norte del país que presuntamente trasladaban drogas. El viernes pasado, cerca de las 22, la División Antidrogas Rosario de la Policía Federal salió al cruce de una Ford Ranger, un Fiat Duna y un Fiat Uno en la colectora de Circunvalación entre Zuviría y Santa Fe. Los policías reportaron el hallazgo de 114 panes de marihuana con un peso total de unos cien kilos.

El procedimiento desembocó en 16 allanamientos, uno de ellos la mañana del sábado en la cárcel de Piñero. Es que, según el fiscal, el organizador del traslado de la droga que luego sería derivada a puntos de venta en Rosario era Vilches.

Asistido por Fausto Yrure, también defensor de otros miembros de la familia Cantero, Vilches rechazó ayer la imputación mediante una expresión de descargo en la que planteó que no respondería preguntas. Dijo que usaba el teléfono fijo de la prisión pero ningún celular ya que hay un sistema que bloquea los llamados. Negó haber hecho llamadas que lo vinculan con los nueve detenidos durante el fin de semana, ya indagados venta y transporte de drogas.

Sin embargo, quienes investigan a Vilches no asumen que fue éste el que habló para organizar al grupo pero no tienen dudas de que él estuvo detrás de las órdenes impartidas, debido a una serie de indicios acumulados en la pesquisa que culminaron con la detección de los vehículos que trasladaban la droga, al parecer desde Formosa.

Vilches dijo que no

puede hablar por teléfono desde el penal porque hay un sistema que inhibe los celulares

Comentarios