Policiales
Martes 28 de Febrero de 2017

Vigilia y esperanza ante el inicio del juicio por el crimen de Jonatan Herrera

El joven lavaba su auto en la puerta de su casa de bulevar Seguí y Ayacucho cuando quedó frente a las balas de los policías que perseguían a un ladrón

Con una noche de vigilia y una obra teatral en la puerta de Tribunales para recrear su muerte, el juicio oral y público por el crimen de Jonatan Herrera arrancará mañana a las 9 con cinco policías acusados de matarlo a tiros mientras perseguían a un ladrón. Dos de los uniformados, un agente de la Policía de Acción Táctica (PAT) y una mujer del Comando Radioeléctrico, están acusados de efectuar los disparos letales la tarde del 4 de enero de 2015 cuando el joven de 23 años lavaba el auto frente a su casa de barrio Tablada.

"El juicio es relevante desde el punto de vista jurídico y también pondrá en cuestión la responsabilidad política en torno a la formación de los policías, el tiempo y la capacitación con la que son provistos de armas y comienzan a desarrollar funciones en una fuerza militarizada como la PAT", observó Salvador Vera, uno de los abogados que representa a la madre de Jonatan, para quien el proceso "pone a prueba cómo se va a brindar el servicio de Justicia para la familia de un pibe que estaba lavando el auto frente a su casa".

No sólo será uno de los juicios con más cantidad de testigos (unos 60 entre civiles, uniformados y peritos) sino también el más largo. Se extenderá por 18 días hábiles de lunes a jueves y en jornadas de medio día. El tribunal estará a cargo de Juan Carlos Curto, Rodolfo Zvala y Juan José Alarcón.

La previa

La espera comenzará a acortarse hoy a partir de las 19 con una vigilia y festival musical frente a los Tribunales de Balcarce al 1600. En ese mismo lugar mañana a las 8 habrá una conferencia de prensa de los familiares de Herrera y media hora más tarde ellos mismos, acompañados de actores, recrearán su muerte en una obra teatral tal como la captó la lente del domo municipal de Seguí y Ayacucho.

La movida fue convocada por la Multisectorial Contra la Violencia Institucional"para que todos sepan quién fue Joni y cómo fue asesinado por la policía de la provincia". El grupo cuestionó el "pésimo desempeño de la Fiscalía tanto en la investigación como en el trato con los familiares que buscaban una respuesta. Tuvimos que tolerar insultos y faltas de respeto por parte de una de las abogadas defensoras de los policías".

Dentro del edificio, a las 9, comenzará a escribirse la historia del juicio cuando los jueces den lugar a los alegatos de apertura. Entonces expondrán sus pretensiones el fiscal Adrián Spelta, los abogados defensores Sara Fátima Marcos y Guillermo Alexander y las dos querellas. En representación de María Elena, madre de Jonatan, estarán los abogados Vera, Analía Abreu y Cintia Garcilazo. Por la viuda y el hijo de la víctima intervienen los abogados Gustavo Feldman, Paul Krupnik y José Nanni.

Blanco equivocado

El crimen ocurrió el domingo 4 de enero de 2015 alrededor de las 15. Herrera lavaba el auto frente a su casa de Seguí y Ayacucho y hasta allí llegaron policías del Comando Radioeléctrico que perseguían a un ladrón por el robo a una juguetería de San Martín al 3500. Mientras uno corría al sospechoso por pasaje Villar, una chata del Comando estacionó en la esquina y de allí bajaron tres uniformados. Hubo disparos hacia el presunto asaltante, que fue reducido e incluso resultó herido en una pierna.

En ese momento pasó frente al lugar un colectivo de la línea 133 en el que iba un grupo de agentes de la PAT. Esos policías hicieron detener el vehículo y se plegaron al operativo disparando en dirección a Herrera, que en vano intentó refugiarse detrás de unos tachos de agua. Recibió tres disparos y luego murió en el Heca.

Un primer tiro hirió a Jonatan en el tobillo derecho. El agente de la PAT Ramiro Rosales está acusado por el segundo balazo, mortal, que le afectó la arteria hipogástrica. Sus colegas de la misma tropa, Francisco Rodríguez y Luis Alberto Sosa, efectuaron disparos en dirección a Herrera. Y luego de más de un año de misterio sobre el balazo letal que rozó la cabeza de la víctima, también letal, en junio fue acusada la agente del Comando Gladys Galindo.

Penas y diferencias

Ellos son los cinco acusados. Rosales y Galindo por homicidio calificado por el abuso de la función policial. Tanto el fiscal como las querellas pidieron para ellos la pena de prisión perpetua. Sosa y Rodríguez llegan acusados de tentativa de homicidio calificado. La querella pidió 14 años de prisión y la Fiscalía 12. La situación de Gálvez es la más difusa. Había acordado una condena a 3 años de prisión en un juicio abreviado por abuso de armas pero fue rechazado por la Cámara Penal y es el único que llega en libertad.

Tras ello Spelta lo acusó por abuso de armas, mientras que los querellantes por la madre de Herrera pidieron 14 años por tentativa de homicidio como los demás y la otra querella no lo acusó. Por esas diferencias las querellas se oponen a actuar juntos, como había exigido el camarista Alfredo Ivaldi Artacho al revisar el caso. Entonces ordenó que actuaran como un solo bloque, pero ante esa decisión se interpuso un recurso de queja ante la Corte provincial que aún no fue resuelto. De modo que, en caso de surgir cuestionamientos en el debate, será el mismo tribunal de juicio el que deberá resolverlos.

"Se inicia un juicio con ciertas irregularidades porque no se encuentra resuelta ni firme la cuestión de la unificación de querellas. María Elena tiene el derecho como madre a ser representada y no existe cupo para las querellas", opinó Analía Abreu. "Estamos entusiasmados, ansiosos, siempre apelando a la herramienta colectiva y vamos a fundamentar con todas las pruebas por qué llegamos a esta instancia. No es una cuestión caprichosa", añadió.

PRESENCIA. Los familiares de Herrera se reunirán una vez más frente a Tribunales a esperar el juicio oral.

Comentarios