Violencia de género
Martes 03 de Enero de 2017

Una joven permanece en "estado crítico" tras ser prendida fuego por su novio

El hecho ocurrió en Quilmes. La víctima, de 20 años, presenta quemaduras en el 60 por ciento del cuerpo. Su novio, de 22, quedó detenido por el hecho.

Una joven de 20 años permanece internada en grave estado tras ser prendida fuego por su pareja en medio de una discusión perpetrada en su casa del Quilmes. La víctima presenta el 60 por ciento de su cuerpo quemado, mientras que el agresor quedó detenido.
La víctima, identificada como Gina Certoma, permanecía internada esta tarde en el hospital Alemán ubicado en avenida Pueyrredón al 1600 de Capital Federal en "estado crítico". Y según Alberto Bolgiani, jefe del Centro de Atención de Quemaduras del hospital Alemán, dijo que el 20 por ciento de las quemaduras son profundas y las restantes son intermedias "en cara, en manos, en miembros superiores completos, inferiores, abdomen y espalda".
"Hemos podido hablar con ella y le dimos la tranquilidad de que está en un lugar donde la podremos tratar, tiene la asistencia de un paciente crítico para que todos los órganos se vayan recuperando poco a poco", destacó.
Fuentes policiales y judiciales informaron que todo comenzó ayer pasado el mediodía cuando efectivos de la comisaría 9ª de Parque Calchaquí y personal de Bomberos fueron alertados a raíz de un incendio en una vivienda situada en la calle 342 al 3300, entre 382 y 383.
Al llegar al lugar y extinguir el fuego, el personal encontró a una joven de 20 años y a su novio, llamado Ezequiel Fariña (22), que estaban heridos por las quemaduras.
Según las fuentes, ambos fueron trasladados al hospital Isidoro Iriarte de Quilmes, donde la chica fue entubada por los médicos para mejorar su función respiratoria, mientras que la pareja fue atendida por quemaduras en sus manos.
Los efectivos aprehendieron al joven tras establecer mediante testigos que poco antes de iniciarse el fuego hubo una discusión entre ellos y que días antes la había golpeado.
Voceros judiciales agregaron que el imputado se negó a declarar ante la fiscal Ximena Santoro, quien pidió la conversión de la aprehensión en detención, que ya fue concedida por el juez de garantías Marcelo Goldberg.
En tanto, Claudio, un vecino que vive en frente contó a la prensa que escucharon al nene de la vecina de arriba gritando 'mamá, se quema'".
"En ese momento vemos a la chica que la sacan en ropa interior prácticamente toda quemada, estaba consciente y sale caminando. El tipo este (por Fariña) le decía a ella que se quedara y que se había quemado sola a lo que la vecina le dice callate hijo de p..., que te escuché como la cagaste a palos toda la semana", relató el hombre, quien agregó que la misma víctima dijo que la había quemado su novio.
Según Claudio, él llamó a la Policía y a Gina la "trasladaron de inmediato pero caminando porque en el estado que estaba no la podían acostar".
Por su parte, Daniel Abarquero, director del hospital Iriarte, contó esta mañana a la prensa que "la paciente entró en un estado crítico con el setenta y cinco por ciento de su cuerpo quemado sobre todo en la cara, el torso, el abdomen, los pechos, los brazos, las manos y parte de los miembros inferiores".
"El sesenta por ciento de las quemaduras son profundas y un quince por ciento son un poco más superficiales", precisó el facultativo.
En tanto, respecto al novio de la joven atacada, Abarquero dijo que entró "muy excitado" y que "es un paciente que tiene antecedentes de cierto desequilibrio emocional y de tipo psiquiátrico", por lo que en ese momento "fue sedado" porque "estaba violento".
"No admitió el hecho, según él habría habido un intento de tirarle alcohol pero que ella se acercó a una cocina, el relato fue confuso", aseguró el director.
Según Abarquero, los hechos de violencia de género son cada vez más comunes y los están "percibiendo semanalmente".
"Este tipo de casos es más común y desgraciadamente lo estamos percibiendo semanalmente, no tal vez con esta intensidad pero una hora después del ingreso de esta paciente entró una señora embarazada que fue sumamente golpeada por la pareja", indicó.
Para el médico, "la situación de conflicto está relacionada con problemáticas sociales y de consumo de sustancias y que hace que la situación aumente, que cualquiera de estas personas con cierto desequilibrio y con el consumo de sustancias el cuadro empeore".
El hecho es investigado por la fiscal Santoro, a cargo de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 7 del Departamento Judicial Quilmes, que caratuló la causa como "tentativa de homicidio agravado por violencia de género y por el propósito de causar sufrimiento a la víctima".

Comentarios