Policiales
Miércoles 15 de Marzo de 2017

Un testimonio contradictorio que favoreció a "Pollo" Bassi en el juicio por el crimen del "Pájaro" Cantero

La mamá de Marcelo Alomar, asesinado en la saga de venganza tras la muerte del líder de Los Monos, se retractó de todo lo dicho el día del crimen

"A ella se la manipuló para que me acuse injustamente siendo que yo no tenía nada que ver. Por las escuchas sabemos quiénes fueron los asesinos de (Marcelo) Alomar. Ese hecho, igual al que se me acusa acá, se basa solamente en lo que dijeron los demás. Como ocurrió con el homicidio de Martín «Fantasma» Paz, en el que no tuve nada que ver". Ese fue parte del relato espontáneo que hizo ayer Luis "Pollo" Bassi, acusado de instigar el crimen de Claudio "Pájaro" Cantero, tras aprovechar el clima a su favor que dejó en la sala de audiencias una testigo. Se trató de la madre de Marcelo Alomar, un mecánico asesinado en la saga desatada para vengar la muerte del líder de Los Monos.

En las estrategias que entrelazan la defensas de Bassi (acusado de instigar el crimen de Cantero) y de Facundo "Macaco" Muñoz y Milton Damario (imputados como ejecutores) para mejorar la situación de los acusados, esa testigo claramente jugó a favor de Bassi. Su nombre es Carmen Caballaro.

Represalia feroz

Claudio Cantero fue asesinado la madrugada del 26 de mayo de 2013. Horas después mataron a Diego Demarre, dueño del boliche frente al cual murió baleado el líder de Los Monos. Al otro día Marcelo Alomar conducía su Nissan Frontier y junto a él iban Nahuel César (confundido con su hermano Milton a quien los rumores apuntaban como el homicida de Cantero), Norma César, madre de ambos, sus dos pequeños hijos y su pareja, Claudio Hernández.

En Acevedo y Francia cuatro personas en dos motos comenzaron a dispararles de cerca. Alomar y César murieron en el acto; Norma César recibió un tiro y falleció a los cinco meses; Hernández fue herido; y los niños salieron ilesos. Por ese triple crimen la jueza Alejandra Rodenas procesó a dos miembros de Los Monos: Ezequiel "Monchi" Machuca y Mariano "Gordo" Salomón.

Lengua larga

Apenas ocurrió el homicidio de su hijo y en el lugar del hecho, Caballaro salió a boca de jarro delante de las cámaras de televisión a inculpar a Bassi. "El Pollo mató a mi hijo"; "No puede ser que haya tanta mafia en Gálvez"; "Esto termina en Bassi, yo lo voy a matar"; "El mató a Cantero, tiene secuaces", vociferó la mujer.

Sin embargo ayer, como testigo, Caballaro se mostró aturdida y desligó enfáticamente a Bassi del crimen de su hijo. Dijo que en aquel momento "estaba en pánico" y que habló "cualquier cosa por el dolor de madre" e "influenciada" por otros.

Después dijo que tras esas declaraciones hizo una presentación en el juzgado "porque cometí errores y para que me ayudaran a rectificar lo dicho. Los que están acá saben quiénes mataron a mi hijo", recalcó. Más adelante Caballaro dijo que no conocía a los otros dos acusados (Damario y Muñoz) e insistió con su posutura. "El Pollo no tiene nada que ver, sería incapaz de hacerle daño a alguien", recalcó.

Luego, a pedido de la fiscal Cristina Herrera, se emitió en pantalla gigante la entrevista televisiva donde la mujer sindica a Bassi. La testigo miró atentamente el registro y después la funcionaria le pidió que explicara "quién redactó o hizo el escrito que presentó en el juzgado para retractarse de lo dicho en televisión". La mujer contó que fue a ver a Luis Bassi, padre de "Pollo", para que la ayudara.

El fiscal Enrique Paz le preguntó sobre una declaración que hizo el 26 de junio de 2013, donde expuso que sabía que Damario y "Macaco" por orden de Bassi mataron a Cantero. "Conteste por si o por no", exigió Paz. "No recuerdo", indicó la mujer.

La mujer cerró su participación con un pedido especial. "¿Le puedo dar un beso a Bassi?", consultó al tribunal. Los magistrados no vieron impedimento y la mujer caminó unos pasos detrás de los fiscales, se acercó hasta el imputado, lo abrazó y besó. Intercambiaron unas palabras en tono ameno y la testigo se retiró.

Viento de cola

Bassi aprovechó el viento de cola a su favor y pidió la palabra. "Si no quedó claro, a esta mujer se la manipuló para que me acuse injustamente siendo que no tenía nada que ver. Por escuchas telefónicas sabemos quiénes son los asesinos de Cantero y hasta hay filmaciones de quien mató a Alomar", sostuvo. Y trazó una analogía entre esa acusaciónen su contra y la que se le hace en este juicio. "Como se me acusa hoy, aquel es un hecho sostenido por lo que dijeron los demás. También se me acusó de haber estado en el homicidio de Martín «Fantasma» Paz. Me trajeron acá y no tenía nada que ver, me absolvieron".

Finalmente irrumpió como testigo un hombre esposado, con chaleco antibalas arriba de una remera blanca y custodiado por policías. Era Luis "Pollo" Vinardi, a quien se vinculó a la banda de Los Monos y que purga una pena a 13 años de prisión por el homicidio de Sergio Pared, ocurrido el 14 de febrero de 2013 en Doctor Riva al 2700.

Antes de que Julio Kesuani, presidente del tribunal, le preguntara si juraba o prometía decir verdad, Vinardi se anticipó: "Me enteré ayer que tengo que declarar, no voy a decir nada ni a responder preguntas porque me pueden perjudicar". El juez le dijo que no podía negarse y el testigo juró decir la verdad.

"No tengo relación con ninguno", devolvió cuando el abogado de Bassi, le preguntó si conocía a los acusados. Y replicó: "¿Qué voy a declarar si yo no se nada?" Y cuando el abogado trató de indagar sobre su apodo y le preguntó si era conocido como "el pollo de Puente Gallego", el reo sólo enunció que ese era su barrio.

Dos testigos de primera línea que no pueden ser hallados

Ayer estaba prevista la declaración de Luis Paz y su hija Mercedes, última pareja de Claudio Cantero, como testigos en el juicio. Pero ninguno se presentó y "resulta imposible encontrarlos", según informó la secretaría del Tribunal. Luis Paz era el padre de Martín "Fantasma" Paz, asesinado el 8 de septiembre de 2012 en 27 de Febrero y Entre Ríos supuestamente por querer quedarse con negocios de Los Monos.

   En ese sentido Lorena Verdún, ex esposa de "Pájaro" y madre de sus tres hijos, dijo la semana pasada al declarar como testigo que Luis Paz "aportó el dinero que agarró Bassi para pagarle a los sicarios" que mataron al líder de Los Monos.

   También avaló esa idea el lunes la hermana de Marcelo Alomar y el comisario Marcelo Marcos introdujo en el debate un "dato de calle" que apuntaba en ese mismo rumbo cuando fue convocado como testigo ya que se desempeñaba como jefe de la brigada creada para investigar ese homicidio.

La reconstrucción del hecho
El juicio por el crimen de Claudio Cantero tendrá hoy su última ronda de testigos y mañana está prevista una reconstrucción del hecho, con todas las partes presentes en la disco Infinity Night, ubicada a metros de Circunvalación y avenida San Martín.


Comentarios