Policiales
Domingo 24 de Septiembre de 2017

Un policía de civil baleó a un ladrón que intentó robar en una forrajería

Dos maleantes ingresaron la tarde del viernes con intenciones de robo pero un policía que estaba de civil y como cliente repelió el intento.

El viernes a la tarde dos hombres entraron a una forrajería de Esmeralda al 3600, en la zona sudeste de la ciudad, y arma en mano intentaron copar el lugar para robarles a los ocasionales clientes y al dueño del comercio. Lo que no imaginaron es que Cristian D., un efectivo policial franco de servicio, estaba allí como supuesto cliente y una vez que dio la voz de alto intercambió disparos con los ladrones. Como consecuencia de ésto resultó herido en el pecho uno de los maleantes, Jhonatan C., de 20 años, quien no obstante logró huir del lugar. Horas después apareció herido en el Hospital Roque Sáenz Peña, desde donde fue derivado al Hospital de Emergencias Clemente Alvarez, donde finalmente quedó detenido e internado en terapia intensiva bajo guardia policial.

Grito contra grito

Todo ocurrió a las 19.30 del viernes cuando Cristian D., según dijeron fuentes oficiales, llegó como un cliente más a la forrajería de Matías H., de 44 años, ubicada en la esquina de Esmeralda y pasaje Villar.

Mientras los hombre y otros clientes hablaban, fueron sorprendidos por dos muchachos que ingresaron violentamente. Uno de ellos, arma en mano y a los gritos, alertó que se trataba de un asalto y les pidió a los clientes y al dueño "la plata y los celulares".

El efectivo policial no dudó y dio la voz de "¡alto, policía!". A la vez sacó su arma reglamentaria y el ladrón armado emprendió su escape aunque cubriéndose con tiros. El enfrentamiento duró pocos segundos, todo fue estruendos y pólvora dentro del local, las paredes terminaron perforadas y también algunas bolsas que estaban apiladas en un rincón. En medio de la confusión el ladrón desarmado corrió sin aliento y fue capturado por el policía; el otro, malherido en el abdomen, huyó por Esmeralda hacia el sur.

Malherido

Minutos más tarde el personal del Destacamento policial del hospital Roque Sáenz Peña se comunicó con Fiscalía e informó que un hombre había llegado hasta las puertas del lugar malherido y en compañía de alguien que simplemente lo dejó y no dio ni sus datos ni los del herido como así tampoco la situación en que había recibido el impacto de bala.

El herido dio un nombre falso en la guardia y aseguró que alguien lo había parado en la calle para robarle, que él se resistió y así recibió el balazo. Sin embargo los policías dudaron de la versión y de la identidad del paciente.

Ante la gravedad de la lesión, los médicos decidieron derivarlo al Heca, hasta dónde llegó el personal policial y constató que en realidad el herido era Jhonatan C., el ladrón que en la forrajería se tiroteó con el policía. Así el delincuente quedó internado bajo guardia policial.

En tanto, el otro detenido es Alejandro R., de 23 años, quien fue trasladado a la comisaría 16ª y quedó a cargo del fiscal Miguel Moreno, quien posiblemente realice el lunes la audiencia imputativa.

Comentarios