Policiales
Viernes 05 de Mayo de 2017

Un millón de pesos por datos sobre el chico Valentín Reales

La desaparición de un joven de 16 años en el barrio Cabín 9 y el ataque a tiros a un hombre en la ciudad de Santa Fe siguen siendo dos de los tantos casos misteriosos que tienen en carpeta los pesquisas de la Policía de Investigaciones.

La desaparición de un joven de 16 años en el barrio Cabín 9 y el ataque a tiros a un hombre en la ciudad de Santa Fe siguen siendo dos de los tantos casos misteriosos que tienen en carpeta los pesquisas de la Policía de Investigaciones. En ese marco, el Ministerio de Justicia y Derechos Humanos provincial asignó una compensación de un millón de pesos para quien aporte datos "útiles, relevantes y decisivos" que lleven al esclarecimiento de cada caso: el ataque a Valentín Reales y la balacera contra Néstor Vásquez, en la capital provincial.

Venganza cuatrera

Valentín Ezequiel Reales tenía 15 años y había sido parte de "Los cuatreros", una banda de jóvenes maleantes asentados en el barrio Cabín 9 de Pérez. Cansado de las tropelías y con ayuda de una mujer allegada a su familia, el pibe contó su experiencia ante la Justicia y a partir de su relato y una serie de allanamientos, varios de los integrantes de la pandilla terminaron tras las rejas. Pero sin embargo nada se hizo para proteger al chico.

El 15 de noviembre del año pasado salió de su casa y nunca más volvió. Los relatos que empezaron a circular por el barrio hicieron que se ubique su cuerpo en un campo cercano a Cabín 9. Lo habían torturado y vejado brutalmente en una casa del barrio, según se supo. Pero cuando los rescatistas llegaron y excavaron, solo quedaba una zapatilla manchada con sangre. Y se supone que el adolescente fue desenterrado la noche anterior al hallazgo porque alguien tuvo la información que se filtró sobre la medida judicial.

El caso llegó a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, que se pronunció pidiendo la custodia efectiva para la mujer que cuidó de Valentín los últimos días en que se lo vio vivo y que recibe amenazas permanentes de "Los cuatreros"; y también le pidió a la provincia que considere el caso de Valentín como desaparición forzada de personas, por lo cual debería ser separado de la investigación el fiscal Guillermo Apanowicz y pasar el caso al fuero federal.

El otro caso tuvo lugar en la ciudad de Santa Fe el 29 de octubre de 2016 y es investigado por los fiscales Jorge Nessier y Cristina Ferraro. Al regresar a su céntrica casa de Junín al 2700 a la 1 de la mañana de ese día en su vehículo particular, Néstor Ricardo Vásquez fue atacado a balazos por personas que se movilizaban en una moto y que lo hirieron en la cabeza. Recibió dos proyectiles de arma de fuego que le causaron graves lesiones, de las cuales aún se está recuperando.

Bajo protección

Según el Ministerio de Justicia, quienes aporten datos serán acogidos en el Programa de Acompañamiento y Protección de Víctimas y Testigos. Además se preservará su identidad antes, durante y después de finalizada la investigación y/o el proceso judicial. Asimismo, se aclaró que "no pueden recibir la compensación quienes hayan tomado parte de la comisión de los delitos como autores, cómplices, instigadores o encubridores".

Comentarios