Policiales
Miércoles 30 de Agosto de 2017

Un joven fue vejado por compañeros y lo humillaron viralizando un video

Ocurrió la tarde del lunes porque "quería dejar la banda a la que pertenecía". Ayer hizo la denuncia en Fiscalía y se entegó uno de los supuestos autores

Un joven de 21 años con retraso madurativo fue golpeado y humillado por al menos cinco adolescentes que serían miembros de una patota y que filmaron toda la acción para luego subirla a las redes sociales. Según contó un hermano de la víctima, la agresión fue una suerte de represalia contra el adolescente por pretender abandonar el grupo, que estaría conformado por "unas 150 personas" de entre 15 y 25 años.

La viralización (básicamente a través de Facebook) de los videos en los que el joven aparece desnudo, es golpeado y se simula un abuso sexual, motivó la denuncia de un particular ante la Fiscalía de Delitos Sexuales que en principio es investigada por la fiscal Carla Cerliani. Y la tarde de ayer, esa presentación fue completada por la propia víctima que fue acompañada por familiares para contar lo ocurrido.

Horas más tarde, Jonatan S., de 18 años, se entregó en la seccional 32ª y dijo ser uno de los agresores que aparece en los videos. Quedó demorado y será imputado posiblemente mañana por la Fiscalía.

Disputas

Las agresiones sufridas por Gonzalo se enmarcan, según contó su hermano, en las disputas de dos grandes grupos de jóvenes de distintos barrios de la ciudad que se organizan a través de las redes sociales y se juntan en espacios públicos como algunos parques o las explanadas de los shopping para cometer actos de vandalismo.

En este caso en particular los denunciantes hablan de una banda que se hace llamar "Barrios unidos" y otra que se hace conocer como "Los pirañas".

Si bien no se trata de organizaciones delictivas clásicas, con una estructura piramidal y dedicadas a la concreción de determinados delitos, a estos grupos se les suelen atribuir los robos "tipo piraña", que consisten en abordar a las víctimas en lugares públicos (el Parque España ha sido escenario varias veces de estos episodios) entre muchos y despojarlas de sus pertenencias aprovechando la superioridad numérica, atracos que muchas veces vienen acompañados de golpizas. Otra actividad que suelen realizar es citarse a través de redes sociales para trenzarse en peleas y grescas que pueden resultar multitudinarias.

Según contaron ayer allegados a Gonzalo, el joven de 21 años había formado parte de "Los Piraña" hasta que por alguna razón unos días atrás quiso dejar de participar de esas actividades y "rescatarse", como resumió un hermano.

Al parecer, sus compañeros se enojaron y tomaron la decisión como una traición al grupo. En esas circunstancias lo pasaron a buscar por la casa y lo invitaron a tomar una gaseosa, pero terminaron llevándolo a un departamneto donde llevaron a cabo algo que al parecer tenían planeado: desvestirlo y filmarlo mientras lo golpeaban, lo humillaban y simulaban una violación.

Al parecer, la agresión tuvo lugar el lunes pasado a la hora de la siesta en un departamento del complejo Fonavi ubicado en inmediaciones de México y Monte Flores, en el extremo suroeste de la ciudad. Allí, según la denuncia, viviría uno de los agresores, un joven de 18 años que habría actuado junto con otros cuatro que serían menores de edad.

Alejarse

"Gonzalo tiene un problema en las caderas y un retraso madurativo lo que le impide, por ejemplo, hacer deportes. Hace unos cuatro meses se metió en una de estas bandas que se hace llamar «Barrios Unidos» y se dedican a hacer robos tipo piraña, o le faltan el respeto a la gente. Pero hace unos días mi hermano decidió que quería alejarse para hacer las cosas bien, empezar a ir a la iglesia, terminar de estudiar y buscar un trabajo", relató a este diario Fernando, un joven de 26 años que es hermano de la víctima y está a cargo de su cuidado.

Al parecer Gonzalo les había adelantado a algunos de sus compañeros que quería abandonar el grupo. Entonces el lunes, cerca de las 14, pasaron por su casa para invitarlo a tomar una gaseosa y charlar. "Le dijeron que no querían que se fuera", comentó su hermano. Así llegaron al departamento de uno de los jóvenes donde en un momento comenzaron las torturas.

En principio fueron dos los videos subidos al Facebook. En el primero, de 26 segundos, el joven aparece parado de frente contra la pared con los pantalones bajos mientras los otros parecen jugar a que están en un pabellón carcelario. Así, le pegan con un cinturón en el trasero y se ríen, y le gritan cosas como "preparate para la requisa".

En el segundo clip, de poco más de un minuto, Gonzalo aparece totalmente desnudo (sólo tiene puesta la zapatilla derecha) mientras sus agresores de apariencia quinceañera lo manosean, le pegan y simulan ataques sexuales que al menos en las imágenes no van más allá de insinuaciones.

Según contó su hermano, el joven resultó golpeado y muy avergonzado por lo vivido. Sobre todo cuando el video comenzó a tomar estado público a través de las redes sociales. "Es como si hubieran abusado de un nene", resumió Fernando muy indignado.

En ese sentido, el muchacho aludió a un pibe conocido como "Marihuanita" como uno de los agresores, y que no serían todos del mismo barrio. Y agregó que han circulado más videos similares a los que tuvieron a su hermano como víctima, en los que "aparecen algunas chicas o mujeres abusadas".

Otras épocas

A la hora de caracterizar a las bandas como esa a la que pertenecía su hermano, Fernando apeló a las grescas que años atrás protagonizaban las tribus urbanas de "Emos" versus "Floggers". Dijo que "no son amigos, sino que se van contactando por Facebook y se juntan una vez por semana en el parque España o en la puerta de algún shopping. Entonces después se cruzan y se linchan entre ellos".

En ese sentido, estos grupos aparecen como lugares de referencia o pertenencia para muchos adolescentes. "Los Pirañas", dijo Fernando a Radio Universidad de Rosario, "son más de 150". Y los de "Barrios Unidos serían más de 200".

"Se juntan sólo para lastimarse entre ellos. Todo el tiempo se van agrandando, se va uno y vuelven diez, en una semana entran cincuenta más", describió el muchacho, y agregó que hay más agrupaciones como estas en distintos sectores de la ciudad.

Al valorar qué encuentran los adolescentes en estas bandas, el joven consideró que "se acercan para ser populares en las redes sociales". De hecho, contó que su hermana de 13 años quiso sumarse a "Barrios Unidos" hace un tiempo, pero su madre se lo prohibió. "Le gustaba porque había gente de todos los barrios y además algunos amigos de ella están ahí", explicó.

Denuncia formal

La violenta situación, confirmaron desde la Fiscalía Regional Rosario, se judicializó a partir de una persona que vio el video en Facebook y se presentó en un Centro Territorial de Denuncias. A partir de ello la fiscal de Delitos Sexuales Carla Cerliani buscó contactar a la víctima y su familia, además de otras medidas como investigar el origen de los videos y rastrear desde dónde habían sido subidos a la web.

Por la tarde, acompañado por algunos de sus familiares, Gonzalo se presentó a declarar en Fiscalía. Según fuentes judiciales, aportó datos sobre las circunstancias en las que se había realizado el video y a partir de ello se libraron medidas para identificar a los adolescentes que allí aparecen ya que la víctima no proporcionó los nombres de ninguno de sus agresores. Luego el joven fue derivado a un médico policial para que le realizaran los exámenes de rigor.

contra la pared. Imagen de uno de los videos en que Gonzalo es sometido a brutales humillaciones.

Comentarios