Policiales
Sábado 18 de Febrero de 2017

Un hombre con problemas mentales quedó detenido por asesinar a su madre

Tiene 44 años y había sido denunciado por agresiones a sus vecinos, quienes quemaron la puerta de su vivienda. La víctima tenía 74 años.

Lo que empezó siendo la denuncia pública de un grupo de vecinos de la zona sur contra un hombre que sufre alteraciones mentales y tenía a maltraer a la barriada, derivó la noche del jueves en un episodio trágico: el hermano del acusado fue a la vivienda para hablar con él y tratar de hacerlo con los vecinos que habían prendido fuego a la puerta de su casa, y decubrió que su madre estaba muerta desde hacía poco más de un día. La autopsia comprobó poco después que había sido asesinada a golpes y la Justicia ordenó la detención en un hospital neuropsiquiátrico del hijo sospechoso.

Todo empezó el jueves a la tarde cuando se conoció que un hombre identificado como Marcelino Claudio Britez, de 44 años y domiciliado en una vivienda de Güiraldes al 300 bis (Abanderado Grandoli al 3900), estaba "muy alterado agrediendo y amenazando a vecinos de la cuadra". En diálogo con Canal 3, los mismos habitantes de la zona dijeron que casi no pueden salir a la calle por las gravísimas amenazas y las agresiones que les producía el hombre, y contaron que éste vivía con su madre.

"Ya estamos cansados, las agresiones son contínuas, desde ladrillazos, palazos, piedrazos, siempre atacando a mujeres y niños porque con los hombres no se mete", detalló una de las víctimas al cronista televisivo. También explicó que "cuando algún hombre intenta defender a los agredidos, saca su carné de discapacidad y le dice «si me tocás te hago un agujero»". Y fue categórica al afirmar que "ya no tiene control". Además, la vecina contó que "una vez prendió fuego a los caños del gas, es muy peligroso, tiene problemas mentales y es muy agresivo".

Miedo barrial

En el relato de lo vivido en el barrio, la mujer dijo que los vecinos se sentían "desamparados" y apuntó que "cada vez que llamamos a la policía él se ríe de ellos. Realmente estamos con miedo, no podemos ni tomar mates en el patio porque nos tira ladrillazos enteros", indicó una vecina de la cuadra que aseguró que se habían hecho presentaciones en la comisaría, en Fiscalía y en Tribunales "pero nunca pasó nada".

Otra mujer comentó que Britez "estuvo internado en 2015 en el hospital Suipacha (como se conoce al neuropsiquiátrico Agudo Avila) porque le pegó a un vecino, lo agarró de espalda y lo desfiguró. Y a una vecina le tiró un piedrazo en la espalda que casi la mata".

También comentó que a ella le fue a pegar "un montón de veces, se metió en mi casa a agredirme, es insólito que no vaya preso por eso o que esté internado". Y se quejó porque a veces "sale y grita «soy el comandante Marcelino Claudio Britez, están en estado de sitio y el que sale cobra»". En otros momentos, el hombre "grita, pone la música muy fuerte a la madrugada y más de una vez los vecinos se van a trabajar sin dormir".

A tal punto llegó la tensión que los mismos vecinos prendieron fuego al frente de la vivienda del agresor. "Lo hicimos para llamar la atención, para que la policía nos escuche, pero no quisimos quemar la casa", explicaron.

El hallazgo

Pero la voz de alerta llegó cuando los mismos vecinos dijeron en la nota televisiva que estaban preocupados porque "hace unos diez días que no sabemos nada de la madre, que es una persona mayor, que está enferma y se niega a tener atención médica", contaron.

En ese marco, la noche del jueves llegó al lugar una patrulla policial y el hermano de Britez. Tras varios intentos por ingresar a la casa y la negativa de Marcelino a abrirles la puerta, tuvieron que ingresar por la fuerza. Entonces se produjo la trágica sorpresa: tirada en la cama de su dormitorio estaba sin vida Felicia Lidia Apas, de 74 años, quien fue derivada al Instituto Médico Legal para la correspondiente realización de la autopsia mientras el fiscal Rafael Coria, quien investiga el triste episodio, ordenó la detención de Britez y solicitó su internación en el neuropsiquiátrico Agudo Avila.

Ayer a la mañana se conoció que la muerte de la mujer databa de unas 36 y que el motivo del deceso había sido "hiper extensión de cuello y lesiones traumáticas en distintas partes del cuerpo producidas por golpes que no necesariamente habrían producido la muerte", aunque apuntaron a "una lesión interna y un golpe en las vertebras", por lo que el fiscal cambió la carátula de la pesquisa de "muerte dudosa" a "muerte violenta". En algunos días estará el informe final del análisis de la autopsia con el informe anatomopatológico y la pericia radiográfica lo que permitirá develar definitivamente los motivos del deceso.

El fiscal confirmó además que se estaba ante un matricidio por el cual acusó a Marcelino Britez, quien es inimputable por tener las facultades mentales alertadas de acuerdo a los exámenes médicos a los que fue sometido ayer mismo y por los informes de psiquiatras que conocen su historia clínica y corroboraron el diagnóstico.

Innecesario

Finalmente, la mañana de ayer habló con Canal 3 el hermano de Britez, quien encontró a su madre muerta en la vivienda y criticó con dureza la actitud de los vecinos que quemaron el frente del domicilio y hasta "dispararon cuatro balazos" a una puerta trasera de la propiedad.

"Lo único que puedo decir es que lo que hicieron los vecinos fue innecesario", apuntó Germán Britez en referencia al fuego provocado en la puerta de la vivienda. Y denunció "cuatro balazos" en una puerta trasera del domicilio. "No puedo decir nada más, no tengo palabras. Me encuentro en una situación desagradable y se podrían haber evitado un montón de cosas", confesó Germán.

"A mi mamá la encontré muerta y a mi hermano sacado", detalló sobre el momento en que ingresó al domicilio la noche del jueves y halló el cuerpo sin vida de su madre tendido sobre la cama. "Lo único que puedo decir es que esto que hicieron, de haber incendiado el frente de la casa, como los balazos que hay en una puerta del patio, fue innecesario", repitió.

"Ahora lo que tengo que hacer es ocuparme en saber cómo y de qué murió mi madre", siguió Germán. Y confirmó: "Mi hermano tiene problemas mentales y ahora está preso". Y apuntó: "Acá terminó muriendo una persona grande, más allá de que mi hermano sea un loco, de él se encargará la Justicia y no los vecinos. En este momento estoy muy dolido y tengo que ver cómo voy a proseguir", cerró.

Comentarios