Policiales
Jueves 28 de Septiembre de 2017

Un fallo de la Corte complica a Monchi Cantero en el asesinato de una chica de 14 años

El máximo tribunal ratificó la condena a un expolicía vinculado a Los Monos como partícipe secundario del homicidio Lourdes Cantero. En otra resolución, rechazó pedidos de las defensas de los líderes de la banda para investigar al juez Vienna.

La Corte Suprema de Santa Fe ratificó la sentencia condenatoria contra el expolicía de Drogas Peligrosas Juan Delmastro, acusado de integrar la banda de Los Monos, como partícipe secundario del homicidio de una nena de 14 años, un caso por el que el mes próximo será juzgado Ramón Machuca, alias Monchi Cantero, por haber dado la orden del ataque que causó este asesinato.
El máximo tribunal provincial también resolvió anteayer otra medida que tendrá un impacto central en el juicio venidero por asociación ilícita contra la banda de barrio Las Flores al rechazar la ampliación de las pruebas requeridas por las defensas de la familia Cantero.

La Corte dejó firme la decisión del camarista Daniel Acosta de no incorporar testimonios y documentos relativos al juez Juan Carlos Vienna que instruyó el caso. Acosta había aceptado que en el trámite oral se discuta la conducta del magistrado pero rechazó algunos pedidos, tales como analizar los movimientos bancarios y de tarjetas de crédito del juez, o llamar a comparecer como testigos a su ex pareja como la de Luis Paz, padre del asesinado Martín Fantasma Paz.
La primera resolución, la que concierne al asesinato de Lourdes Cantero, tiene una gravitación decisiva en la suerte de Monchi Cantero. Monchi tiene procesamiento confirmado por haber dado la orden de balear un bunker en Conscripto Bernardi 6374 en el que una bala mató a la chica. La ratificación de la pena a seis años y seis meses de prisión que recibió el policía Delmastro en la misma causa lo deja a Monchi, que no había podido ser juzgado en este caso por estar prófugo, contra las cuerdas. Según la interpretación dominante entre los que conocen el trámite, el efecto de la medida de la Corte es que Monchi "entra al juicio con una pespectiva muy desfavorable".
El motivo es que la Corte Suprema, al confirmar las condenas, da por buenas las escuchas telefónicas que parten de la intervención de la línea de Monchi Cantero, que es un fundamento de las distintas acusaciones en su contra, al igual que contra buena parte de los acusados. Esas escuchas son un sustento básico en la mayoría de las causas instruidas por distintos jueces como Patricia Bilotta y Alejandra Rodenas, además del propio Vienna.
Esta convalidación devino porque la Corte desestimó por extemporánea la apelación a la condena a Delmastro efectuada por sus abogados. El fallo tiene los votos de Rodolfo Spuler, Mario Netri, Roberto Falistocco y Rafael Gutiérrez.
En cuanto a la prueba relativa a Vienna, la Corte desestima el pedido de la defensa en virtud de la jurisprudencia que sienta el fallo Martín Mariaux, que obligó al camarista Daniel Acosta a revisar cada pedido de prueba en una audiencia de apelación.
Lo que decidió allí el camarista, según la Corte, queda firme, a fin de no generar una discusión sin límites en cada etapa del trámite. Acosta, que admitió gran cantidad de pedidos de la defensa de Monchi, no aceptó otros. Por ejemplo, que declarase él mismo en el juicio, o que se admitiera las escuchas en la causa en que se condenó a Ariel Spadoni por una causa de drogas. En algunos casos, de acuerdo a voceros de la Corte, lo requerido ya está en conocimiento de las defensas. Por ejemplo los resúmenes bancarios de Vienna dado que un fiscal del MPA, Adrián Mac Cormack, admitió abrir un legajo donde Monchi lo denuncia por recepción de dádivas.

Comentarios