Policiales
Viernes 25 de Agosto de 2017

Un expolicía que colabora con el Ministerio de Seguridad bonaerense está desaparecido desde el martes

Se trata del exsuboficial mayor Oscar Edgardo Alvarenga, de 45 años. "No se fue de forma voluntaria, fue víctima de un delito", opinó su pareja.

Un policía retirado que colabora con el Ministerio de Seguridad bonaerense permanece desaparecido desde el martes último, cuando se retiró de una oficina en el centro de La Plata, y el caso es investigado por una fiscal de esa ciudad tras la denuncia de sus familiares.
El titular de la cartera, Cristian Ritondo, aclaró esta noche a la prensa que su cartera y la Justicia "no encuentran vinculada" esta desaparición del exsuboficial mayor Oscar Edgardo Alvarenga (45) con la serie de ataques incendiarios registrados ayer en La Plata.
"Es una persona del equipo, expolicía, que falta a la casa, lo estamos buscando con la familia", dijo Ritondo a la mañana en un conferencia de prensa en la que denunció que el ataque de anoche a dos autos frente a la sede de su cartera en La Plata "fue premeditado" y lo vinculó a la "lucha contra las mafias enquistadas" que está dando el gobierno provincial.
Según los pesquisas, Alvarenga, casado y con dos hijos, se jubiló en la fuerza tras ser herido mientras trabajaba y actualmente tiene, entre otras funciones, oficiar de "nexo" entre la cartera de seguridad provincial y los policías heridos en servicio.
De acuerdo a su Facebook, realiza actividades en el Círculo de Profesionales de la Seguridad, un espacio para ayudar a los trabajadores de la seguridad y compartir leyes y beneficios. Los investigadores dijeron que el hombre fue visto por última vez el martes, cuando salió de una oficina conocida como Palacio de Cristal, en la que trabajaba en la calle 48, entre 7 y 8, en pleno centro platense, a bordo de su camioneta Chevrolet Tracker bordó, dominio AA 026 TI.
Laura, la esposa del desaparecido, aseguró en declaraciones a C5N que ese día su marido "se fue de la casa al trabajo a las seis y media de la mañana" y que "ese fue el último contacto" que tuvo con él. "La versión que tengo yo es que él salió de casa, fue a la oficina, le dejó la notebook a un contador y después se fue como a las ocho de la mañana, y después nada más", dijo, y señaló: "No se fue de forma voluntaria, para mí fue víctima de un delito".
La mujer también comentó que durante los días anteriores su esposo "en ningún momento se mostró incómodo", que "siempre actuó de la misma manera" y que "no hubo amenazas", aunque no descarta que "por ahí no haya querido decir si pasó algo". "El puesto que ocupa Oscar es deseado por otros compañeros, tiene una llegada que los demás no tienen, mi marido es una persona re sencilla, simple, y a veces es difícil entender cómo lo aceptan así en el Ministerio, pero eso es lo que la gente no entiende y por ahí tienen algo de envidia", comentó la mujer al ser consultada por posibles hipótesis de su desaparición.
Además, contó que la investigación está siendo llevada adelante por la Dirección Departamental de Investigaciones (DDI) platense, que reunió algunas imágenes registradas por las cámaras de seguridad de la Autopista Buenos Aires-La Plata para intentar esclarecer el hecho.
"Lo último que supimos fue lo de la camioneta que usaba él, que pasó por la autopista hacia Capital a las nueve menos veinte, pero no nos dijeron el dato de por cuál peaje", dijo Laura al respecto. "Hasta ahora veo que hay interés en encontrarlo, es algo reciente y se está investigando todo, hay movimiento, yo entiendo que no es fácil tampoco y que estas cosas tardan", añadió.
Alejo, el hijo menor de la pareja, concluyó la entrevista: "La verdad que ya no sé qué pensar, no sé para dónde salir, lo único que quiero es que esté bien, el otro día nos fuimos hasta Capital a recorrer, por la desesperación de querer encontrarlo".
En tanto, Marcos, su hermano mayor, dijo en diálogo con el canal A24 que su padre "jamás había abandonado su casa con anterioridad" y remarcó: "No solía desaparecer, estamos muy preocupados, no tenemos ninguna certeza de nada".
Marcos aseguró que desde el martes el teléfono de su padre permanece apagado y que la última comunicación de la red social Whatsapp fue a las 12.30 del martes "y después no hubo más rastros".
El policía cobró notoriedad en diciembre de 2014, cuando se acercó al entonces gobernador bonaerense Daniel Scioli durante un egreso de cadetes, le dijo que había sido "herido en acto de servicio", que tenía su misma discapacidad y le preguntó por qué no había ido al velatorio de un efectivo asesinado. Antes de que el mandatario le contestara, el entonces ministro de Seguridad Alejandro Granados le dijo "hablá otro día conmigo" y luego se sucedieron insultos por parte de Alvarenga al mismo tiempo que un grupo de custodios lo empujaban.
El caso por la desaparición está siendo investigado por la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 1 de La Plata, a cargo de la fiscal Ana Medina, la misma que tiene el expediente por el ataque de anoche frente al Ministerio de Seguridad bonaerense.

Comentarios