Policiales
Sábado 29 de Abril de 2017

Un dudoso y cuantioso crecimiento patrimonial

Una de las líneas que sigue la Justicia federal contra Luis Paz tiene que ver con su estado patrimonial. En ese sentido, una investigación de 2015 detectó una acumulación significativa de bienes con compras de inmuebles y de cinco terrenos en el barrio cerrado Los Molinos, en Recreo, localidad vecina a Santa Fe. En total, ese año Paz tenía ocho inmuebles a su nombre.

Una de las líneas que sigue la Justicia federal contra Luis Paz tiene que ver con su estado patrimonial. En ese sentido, una investigación de 2015 detectó una acumulación significativa de bienes con compras de inmuebles y de cinco terrenos en el barrio cerrado Los Molinos, en Recreo, localidad vecina a Santa Fe. En total, ese año Paz tenía ocho inmuebles a su nombre.

Pero además tres sociedades con domicilio fiscal en Santa Fe están integradas por personas de primer grado de cosanguinidad y afinidad con Luis Paz, a su vez asociadas con personas a las que se investiga por narcotráfico. Una se llama La Nueva Esperanza SRL, integrada por dos de sus hijas y su ex esposa como socias y se dedica a venta por menor de muebles, electrodomésticos, motos, bicicletas y artefactos para el hogar.

Otra empresa se llama Paz SRL. Tiene como participantes a las mismas mujeres pero en el contrato social figuran como socios los hermanos Emanuel G., Fernando G. y su madre Gladys G. A éstos se los presume pantallas de sociedades comerciales que tienen como sujeto aportante en la sombra a Luis Paz. La historia de este caso es llamativa. Se inició cuando la Dirección Provincial de Prevención y Control de Adicciones (ex Drogas Peligrosas) había pedido una investigación sobre los G. por considerarlos conectados al narcotráfico. Y en esa pesquisa se determinó que los G. eran socios de las hijas de Paz en las empresas mencionadas.

Comentarios