Policiales
Miércoles 30 de Agosto de 2017

Un diálogo telefónico reorienta la pesquisa sobre un homicidio

Una escucha telefónica registrada por la Justicia federal en el marco de la investigación que el pasado 7 de julio permitió desbaratar un clan narco afincado en el barrio santafesino de Yapeyú y que era liderado por los hermanos Luis "Coco" y Miguel Bergallo, parece deslindar a éstos de un homicidio por el cual ya habían sido imputados y vincula a ex integrantes de la barra brava de Colón asentados en el barrio Santa Rosa de Lima y denominados "La banda de los chetos".

Una escucha telefónica registrada por la Justicia federal en el marco de la investigación que el pasado 7 de julio permitió desbaratar un clan narco afincado en el barrio santafesino de Yapeyú y que era liderado por los hermanos Luis "Coco" y Miguel Bergallo, parece deslindar a éstos de un homicidio por el cual ya habían sido imputados y vincula a ex integrantes de la barra brava de Colón asentados en el barrio Santa Rosa de Lima y denominados "La banda de los chetos".

En la transcripción de la charla a la que accedió el Diario Uno de Santa Fe hablan dos personas. Uno es el suboficial de la policía provincial Adrián Alberto N., cuñado de Miguel y "Coco" Bergallo. Ese agente fue detenido días atrás y sindicado por el fiscal federal Walter Rodríguez como quien confabuló, junto con el suboficial Carlos "Pipi« M. el negocio de los estupefacientes que distribuía la banda en Yapeyú y otros barrios del noroeste de la capital provincial.

En la escucha, el policía Adrián Alberto N. habla con una persona que no pudo ser identificada y cuenta que su cuñado Miguel se encuentra detenido en la cárcel de Las Flores con prisión preventiva por el crimen de Carlos Farías en carácter de "partícipe principal" mientras que "Pacotillo" Fernández está preso como ejecutor material del hecho. El homicidio del hombre de 30 años ocurrió el 15 de noviembre de 2016 sobre la avenida de Circunvalación Oeste de la capital santafesina, frente a la Estación de Bombeo Nº 5.

En el diálogo, esa persona no identificada le indica al cuñado de Bergallo que quienes gatillaron el arma que causó la muerte de Farías y que además hirió a David, hermano de la víctima fatal, no fueron Bergallo y Fernández sino dos hermanos que vive en Santa Rosa de Lima.

— Bueno, pero ¿sabés quiénes son los que lo hicieron?

EM_DASH No sé quienes son....

— Sí, encima se están rearmando por lo que me contaron.

EM_DASH Ajá.

— Son dos hermanos viste.

EM_DASH Dos hermanos, ¿de dónde son?

— Son de Santa Rosa.

EM_DASH Ah mirá.

— Son terribles esos, son de la banda del ehhh... se pronuncia así: Javi Hyundai. Que serían, la famosa "Banda de los chetos".

EM_DASH ¿Qué?

— La banda del Javi Hyundai.

EM_DASH Ah mirá.

— Que sería la famosa "Banda de los chetos". La vieja, viste, que eran los de Colón.

El diálogo concluye cuando la persona no identificada le dice al suboficial que "se enteró por otro lado" y que quienes estarían detrás del crimen de Farías serían ex integrantes de la barra brava de Colón que supieron liderar el paravalanchas a partir de los 90.

Actualmente la investigación del crimen de Farías es tramitada en la Justicia provincial en el área de Homicidios del Ministerio Público de la Acusación, donde los fiscales Jorge Nessier y Cristina Ferraro le atribuyeron a "Pacotillo" Fernández y al mismo Miguel Bergallo la autoría de los hechos.

Esa acusación de los fiscales se sostiene en base a los testimonios aportados por tres personas clave en el crimen de Farías: David, el hermano herido del mismo; y otras dos personas que acompañaban a Farías en otra moto cuando ambos rodados circulaban por la Circunvalación y fueron emboscados por otras dos motos. Ambos coincidieron en que fue el mismo "Pacotillo" Fernández quien ejecutó los disparos mortales y que la moto era guiada por Bergallo. Aunque ahora las escuchas podrían dar un giro a la pesquisa.

Comentarios